Análisis de Mega Coin Squad para Xbox One

Una fórmula que mezcla clásicos como Bomb Jack llega para que tengamos el análisis de Mega Coin Squad, fresco y lleno de monedas.
Nota

Cada vez que lo vemos, no podemos hacer otra cosa que reafirmarnos. Si una cosa funciona, explótala y sácale jugo, sobre todo, si engancha a alguien más. Y de eso va el análisis de Mega Coin Squad. De defender algo tan sencillo como moverse, saltar, disparar, cargar contra lo que tengamos cerca y saltar más alto. Al estilo de las máquinas que tomaban algo prestado, sumaban lo de la recreativa de al lado y añadían su toque personal. Es la regla de la evolución, aunque con este juego parezca que tenemos una máquina del tiempo ochentera.

Las monedas, el héroe y la hucha cerdito en el análisis de Mega Coin Squad para Xbox One.

Las monedas, el héroe y la hucha cerdito en el análisis de Mega Coin Squad para Xbox One.

La base del juego ya la hemos comentado arriba. Pero el objetivo de nuestro personaje consiste en hacer caja y pasar por el banco. Como si fuera un político corrupto, pero con algo más de esfuerzo. Porque en Mega Coin Squad tenemos enemigos y desaparecen las zonas llenas de monedas. Eso en el modo normal, con una historia que no dice demasiado. Pero da pie para que veamos varios personajes, más ágiles, rápidos o potentes con las armas disponibles.

Cerdos y monedas: análisis de Mega Coin Squad

Cada escenario, con un diseño 2D cuidado, nos hace sentir algo distinto. Como si empezáramos en un juego algo diferente, para que no nos aburramos. Además, con las monedas recaudadas al final del nivel y los premios por conseguir hasta tres estrellas veremos una evolución. Una escalada de poder y habilidades que da cierta profundidad al juego. Que crece con esos toques, mientras la jugabilidad permanece inalterada y los controles responden de maravilla.

Las armas, empezando por bolas de fuego, son un elemento que cambia todo. Destruimos las plataformas, cogemos monedas y buscamos la forma de no perder parte de nuestra vida, junto a los ahorros. Con un ritmo acelerado, por una cuenta atrás a la que podemos sumar segundos con nuestros premios, lo suyo es no parar ni a respirar. El resultado es frenético, con una buena recompensa cuando los reflejos acompañan.

Si conseguimos el número suficiente de monedas antes de que el contador llegue a cero, habremos triunfado. A partir de ahí, cuanto mejor lo hagamos, mayor será el premio. Así hasta que nuestros pulgares no puedan más. Entre medias, no faltan los niveles de bonus para hacer caja extra.

Recoger monedas y dejarlas en el banco para que los enemigos no nos las quiten se vuelve obligatorio en los últimos niveles. Los más difíciles, donde llegar al cerdito hucha se hace obligatorio. Ahí, nuestro dinero estará a salvo, a costa de perder algunos segundos claro. Y eso va en línea con nuestra habilidad, así como el nivel de riesgo que queramos asumir. Por lo tanto, aparte de rápidos, mortales y esquivos, también tenemos que añadir cierto punto de estrategia.

Un juego como Mega Coin Squad no puede vivir sin unos buenos power-up.

Un juego como Mega Coin Squad no puede vivir sin unos buenos power-up.

El diseño, en general, puede parecer bastante sencillo. Pero tiene un estilo que se ha ganado la simpatía de un buen número de jugadores. Así que no vamos a criticarlo, digamos que los píxeles se ven bien, todo es limpio y los cinco protagonistas a desbloquear muestran cierta personalidad. La música, con algunas piezas que podemos llegar a recordar, acompaña de maravilla el ritmo loco del juego. Sobre todo, cuando tenemos amigos cerca y podemos tararearlas para ponerles nerviosos.

Lo de los amigos, siempre en la misma consola, es otra vez el punto más positivo de Mega Coin Squad. Por eso de que si ponemos multijugador a una piedra pasa a ser algo mucho más divertido, al menos para uno de los usuarios. Pero esta vez, tanto solos como en compañía, nos lo hemos pasado bien. Solo echamos en falta las opciones online que sí están presentes en otros juegos indie con menos soporte detrás. Porque, aunque parezca que estamos ante otro caso de ID@Xbox en solitario, detrás de Big Pixel Studios está Time Warner, ni más ni menos.

+ El nivel de dificultad, que crece a un ritmo muy adictivo. Trae recuerdos de otros tiempos, pero solo para algunos. El multijugador local nos ha gustado hasta niveles de querer echar a alguien de la sala, varias veces.
- Sin multijugador online, como muchos otros juegos "indie" y el precio, 14,99€, superior a otros lanzamientos de estos días... con un nivel similar de diversión.