Análisis de Mortal Kombat X en Xbox One

Nos pegamos con el análisis de Mortal Kombat X en Xbox One y su historia llena de personajes conocidos, novedades, fatalities y mucha violencia 'next gen'.
Nota

Por fin llega y se estrena en Xbox One la competición de honor y gloria, con nuestro análisis de Mortal Kombat X. La décima entrega de la saga, que probablemente sea la mejor hasta la fecha. Desarrollada por Netherrealm y producida por Warner Bros, parece que este tándem por fin trata como se merece a los fans de la lucha en la nueva generación, aunque con Killer Instinct ya tengamos algo de lo que presumir desde hace tiempo.

Qué sería de un análisis de Mortal Kombat X sin Goro por medio...

Qué sería de un análisis de Mortal Kombat X sin Goro por medio…

De Mortal Kombat se lanzó su primera entrega en 1992. Entonces desató la polémica por su alto contenido violento y sangriento, en una época sin restricciones serias de edad en los videojuegos. A día de hoy, Mortal Kombat es una de las sagas de videojuegos referencia en el género lucha/acción, junto a un rival bien diferente, Street Fighter.

Netherrealm Studios ya creó una gran obra con la anterior entrega de la saga. Pero cuatro años después, con la entrada de las nuevas consolas, lo ha vuelto hacer y nos trae el Mortal Kombat con más contenido, con muchos modos de juego y un online más extenso y enfocado al jugador. Aparte de mantener siempre la misma tónica de lucha en 2D, que nos resultará más que satisfactoria.

Personajes en el análisis de Mortal Kombat X

Empecemos mencionando los personajes a los que hemos tenido acceso. Son un total de 23, con uno desbloqueable al final de la historia. Dicha plantilla de personajes se expandirá con futuros DLC, como por ejemplo el Pack Samurai, que contiene cuatro personajes nuevos, entre ellos Predator y Jason Voorhees. Además de los personajes en sí, para cada uno disponemos de tres estilos de lucha diferentes. Estos pueden variar, por ejemplo, en luchar a distancias cortas o preservar tu rostro luchando algo más separados o tener diferentes armas para sorprender a tu enemigo. Como algún que otro poder, luchar con cuchillas o simplemente con los puños. Este aspecto innovador de Mortal Kombat X tiene su relevancia y le da un toque de complejidad, estrategia y sorpresa en los combates que pocas veces habíamos visto. Lamentablemente, no podrás cambiar tu estilo a medio combate.

Para controlar nuestro personaje no necesitaremos ni un mapa ni un diccionario. Todo se basa en el mismo control de personaje de siempre, con los cuatro botones, dos para puñetazos y otro par para patadas. Iremos adelante, atrás, saltaremos y nos agacharemos con el stick izquierdo. También tenemos nuestros ataques especiales de cada personaje, consumirán toda la barra de energía.

Vamos a mencionar ahora los modos de juego, que no son pocos. Aunque la historia te la puedas pasar en una tarde (5-6 horas), algo normal en títulos de lucha. Contamos con otros modos que te harán sudar de lo lindo. No vamos a aguar la fiesta contando cosas relevantes en la historia, pero sí podemos decir que en Netherrealm Studios han creado una buen guion. Han jugado también con la combinación de una buena cinematografía “next gen” y secuencias QTE. Donde, simplemente, tendremos que apretar los botones marcados en pantalla y así creer formar parte más importante de la historia.

Otro modo de Mortal Kombat son las típicas torres (de fuerza y tradicionales). Se ha añadido un nuevo tipo, que son las torres vivientes. En estas nos encontraremos todo tipo de retos, llenos de nuevos desafíos y actualizaciones que nos pueden entretener y hacer disfrutar durante horas.

Una de las opciones de juego donde Netherrealm se han esmerado con entusiasmo es el online. Que tiene un tiempo de juego incalculable. Solamente con poner el disco en la Xbox One y después de los créditos pertinentes del principio, Mortal Kombat nos preguntará en que facción de las cinco queremos entrar o se adecua mejor a nuestra personalidad. Con una explicación y animación previa, bastante motivadora e intimidatoria. Las cinco facciones son: Loto Blanco, Lin Kuei, Dragón Negro, Fuerzas Especiales y la Hermandad de la Sombra. A partir de ahí, cada semana se disputará una guerra de facciones global, online, aportando puntos de experiencia de cada miembro de la facción. Al final de cada semana, el ganador recibirá sus premios, como nuevos fatalities, faction kills, monedas…Finalmente, tenemos el modo Kripta. Un mapa bastante extenso, recreado en 3D, donde tenemos que avanzar para conseguir nuevo contenido como fatalities, trajes, brutalities, monedas y mucho más. Podemos asegurar que completarla al 100% conllevará muchísimas horas.

Otro aspecto esencial de Mortal Kombat, que no dejaremos de mencionar, son los conocidos Fatalities. Excelentemente recreados, podremos acabar el combate de la forma más brutal y sangrienta o con una muerte sutil del enemigo, con estilo. Pero siempre con algún toque irónico que acostumbra a caracterizar a los diálogos de los personajes de Mortal Kombat. Como, por ejemplo, el gracioso de Johnny Cage. Además de los Fatalities, tendremos Brutalities, Quitalities o Faction Kills, donde el objetivo de todos viene a ser el mismo, acabar con la vida del adversario mientras tomamos un respiro.

En el apartado gráfico y audiovisual, podemos estar más que contentos y satisfechos. La combinación del motor 3D, Unreal Engine 3, para recrear un escenario 2D ha vuelto a dar sus frutos. Una buena prueba es el juego en sí, que transcurre con una resolución cercana a 1080p y a unos 60 fps que se mueven de maravilla. No tendremos que preocuparnos por no saber idiomas, lo tendremos plenamente traducido al castellano. En el apartado sonoro estamos muy satisfechos. Esta faceta ha sido plenamente adaptada al guion del título. Así como varios efectos como los golpes, las fracturas de huesos, las pisadas de cráneo y en resumen, todo el derroche de sangre que brota de los cuerpos en cada pelea. Todo ello hace de los escenarios y su entorno un buen lugar para librar una batalla. Con magníficas animaciones y elementos dinámicos, que no van a cortar para nada el ritmo de lucha. Junto con un pleno control del personaje y el ritmo frenético de combate hacen de Mortal Kombat X una de las joyas de la saga.

Netherrealm ha trabajado duramente en Mortal Kombat X. Han potenciado algunos puntos fuertes que ya tenían, como son los Fatalities, y han plasmando este trabajo con el multijugador y la historia. Gracias a ello, tendremos que esforzarnos más que nunca para dominar plenamente el juego, con horas de práctica. Con esta edición, Mortal Kombat ha dado un paso más para seguir perteneciendo a la élite de los juegos de lucha. Aunque, claro, con un estilo que no está hecho para todos.

+ La historia está muy bien encaminada. El online es extenso y enfocado plenamente al jugador. La cantidad de personajes y sus tres variantes. La cantidad y recreación de Fatalities abruma. El tiempo que le tendrás que dedicar. Si te mareas al ver sangre y vísceras, olvídate de él.
- Pocos escenarios, solamente 12. Al final del combate, con el sudor, los personajes parecen anfibios. Los DLC a cambio de dinero, desde el principio.