Análisis de Pier Solar HD en Xbox One

Repasamos en el análisis de Pier Solar and the Great Architects lo que da de sí el homenaje andante (y algo más) de WaterMelon a los JRPG de toda la vida.
Nota

En este análisis de Pier Solar vamos a dejar las cosas claras desde el primer momento: estamos ante un juego raro, para bien y para mal. Pero raro, raro, raro, que diría el gran Papuchi. Y es que echando un vistazo a su desarrollo se pueden entender muchas cosas. Pongámonos en situación, que vale la pena.

En este análisis de Pier Solar HD en Xbox One nos enfrentamos a un juego difícil de valorar que no dejará indiferente a nadie.

En el análisis de Pier Solar HD en Xbox One nos enfrentamos a un juego difícil de valorar que no dejará indiferente a nadie.

Pier Solar and the Great Architects es un juego de Mega Drive… lanzado en 2010. Empezamos fuerte, ¿verdad? La historia nos lleva al 2004, cuando la comunidad de un pequeño foro creó un no más grande homebrew para las consolas de SEGA, con la intención de crear un pequeño JRPG, totalmente funcional en dicha familia de consolas, en el que ellos serían los protagonistas. La cosa fue a más y, en 2006, se dieron cuenta de que el motor que habían desarrollado tenía más potencial del originalmente pensado. Entonces se pensó en apuntar algo más alto.

A esas alturas, la mayoría de los miembros originales del desarrollo de Pier Solar habían ahuecado el ala y el proyecto vivía de la contribución altruista de diferentes miembros del foro. Finalmente, unos cuantos de ellos decidieron apuntar a Mega Drive (originalmente la consola elegida era SEGA CD) como plataforma de desarrollo y formaron WaterMelon, consiguiendo el lanzamiento oficial en 2010 y haciendo así que fuera el último en hacer acto de presencia en la mítica bestia de SEGA.

Tenéis más detalles de su proceso de creación por aquí. Pero ahí no acaba la historia, como os podréis hacer una idea.

Presentando Pier Solar HD en Xbox One

Un par de años después de su lanzamiento original, en WaterMelon consideraron una buena idea el llevar a cabo un Kickstarter, con tal de que su extraña obra también llegara a otras plataformas en forma de remasterización, como por ejemplo… Dreamcast. Sí, las prioridades son las que son. Y esto nos lleva a la actualidad, a este análisis de Pier Solar en Xbox One. En efecto, expandió fronteras bajo el nombre de Pier Solar HD, el juego que hoy nos ocupa.

La remasterización de Pier Solar and the Great Architects es, al igual que el propio juego, un tanto rara. El título original es de Mega Drive, lo que nos deja píxeles como puños y un juego inteligente con los colores para recrear ciertos escenarios, personajes y enemigos de la mejor manera posible. Pier Solar HD considera buena idea mantener algunos de estos píxeles del tamaño de una Xbox One en los personajes, añadiendo texturas preciosas en los escenarios que tienen un tufillo importante a RPG Maker… e ilustraciones que parecen homenajear un anime de los 90, regalándonos un resultado final que, estéticamente, no dejará a nadie indiferente. Un contraste importante.

Técnicamente, en el análisis de Pier Solar HD también hacemos hincapié en que la banda sonora se ha adaptado a los tiempos que corren con gran acierto, aunque los efectos de sonido siguen perteneciendo a otra generación y a otro milenio. Aun así, desde el menú de configuración podremos cambiar entre estilos para comprobar qué tal le ha sentado la evolución a la versión original.

Un JRPG de los de toda la vida…

Dejando de lado la curiosa historia que nos brinda su desarrollo, toca centrarse en lo que es el juego en sí, aspecto que tampoco dejará indiferente a nadie. Pier Solar es un JRPG por turnos de los de toda la vida. Esta frase la habréis oído en infinitas ocasiones y sabéis intuitivamente qué significa. Y ya os adelantamos que en este caso no vais desencaminados.

La historia nos pone en la piel de Hoston, un joven botánico que vive con su familia en un pueblucho de mala muerte hasta que su padre enferma de gravedad y el médico del pueblo decide ausentarse prolongadamente de su puesto de trabajo. La leyenda cuenta que en unas cuevas cercanas crece una hierba capaz de curar cualquier enfermedad, y desobedeciendo a todo el mundo, nuestro protagonista y sus mejores amigos deciden internarse en busca de dicha panacea. En las cavernas descubren una serie de cosas que les llevará a embarcarse en una aventura mucho más seria de lo que podéis imaginar, con civilizaciones olvidadas y conspiraciones de por medio.

Los combates en Pier Solar son lentos, repetitivos... y aleatorios.

Los combates en Pier Solar son lentos, repetitivos… y aleatorios.

El escenario se nos muestra en forma de cuadrícula en la que se llevan a cabo combates de forma aleatoria (nada de ver enemigos en el mapa) si la zona lo permite. También encontraremos tesoros (algunos infinitamente más escondidos que otros, lo que nos invita a agudizar nuestros sentidos), minijuegos, NPC dispuestos a ofrecernos alguna que otra misión secundaria e intercambiar diálogos interesantes… y cierto tedio.

El sistema de combates de Pier Solar no tienen ningún tipo de misterio. Luchamos con varios personajes a la vez en batallas por turnos. Al principio de cada turno decidimos qué acción llevará a cabo cada personaje, y posteriormente los turnos se realizan en un orden dependiendo de la velocidad de todos los participantes en la batalla. Las acciones son las clásicas: atacar, defenderse (o retrasar la posición para aumentar la defensa), usar un hechizo, usar un objeto o concentrarse. Lo básico en el género, pese a que no siempre se cumplan estos requisitos.

El único elemento que vale la pena destacar de los combates de Pier Solar es la concentración, que nos invita a perder un turno para acumular un punto de energía (hasta cinco posibles) con el que multiplicar nuestro ataque al siguiente turno o bien desbloquear algunos hechizos letales, siendo también posible enviar a otro personaje nuestra concentración, usando algunos luchadores únicamente como catalizadores temporales. El sistema parece responder al nombre de Gathering, y otorga cierta estrategia a la jugabilidad, algo que se agradece, ya que los combates son lentos por un lado y repetitivos por otro al encontrarnos contínuamente ante los mismos enemigos.

Por lo demás, el equipamiento (arma, armadura y accesorio) añade un factor interesante que nos invitará a aumentar nuestras ganancias cada vez que lleguemos a un pueblo nuevo para poder conseguir todo lo que las tiendas tengan que ofrecernos. Habilidades especiales de ciertos objetos y un cuadro de debilidades elementales hacen el resto donde las matemáticas no llegan a abarcar.

… hecho hoy en día

Al principio del análisis de Pier Solar comentábamos que es un juego raro. Y es que es imposible no considerar extraño el choque de convoyes que es un juego de Mega Drive con un apartado técnico contemporáneo desarrollado por un equipo no profesional que ha ido variando mucho a lo largo del tiempo y que ha terminado pasando por un Kickstarter para llegar a ser el título que hoy nos ocupa.

Os presentamos a Hoston y sus amigos, los protagonistas de Pier Solar and The Great Architects.

Os presentamos a Hoston y sus amigos, los protagonistas de Pier Solar and The Great Architects.

El sistema de combates no deja de estar a la sombra si lo comparamos tanto con JRPG de aquella época como con los actuales, aunque esto último quizá sea pecado nuestro y no del juego. Por supuesto, siempre habrá excepciones, pero ya sabéis que las comparaciones son odiosas. Y es que detalles como la desinformación (no hay casi información del sistema de combate en el propio juego, no sabemos para qué sirven los hechizos hasta que lo comprobamos usándolos… y esas cosas) dejan mucho que desear.

El sistema de control, por defecto, es de lo peorcito que uno se puede echar en cara. Y es que nos ofrece una opción mediante la cual, cuando choquemos frontalmente contra un objeto o pared, nuestro personaje girará a izquierda o derecha en busca del camino adecuado de forma inteligente. El resultado es un desastre. Que sí, podemos desactivarlo y añadir la opción de que los personajes corran por defecto en vez de pulsando un botón, pero no por ello uno se pregunta cuándo pudo parecer buena idea algo así.

Otras decisiones de su desarrollo (curva de dificultad, la disposición de algunos escenarios, las misiones secundarias…) nos hacen preguntarnos varias cosas. ¿Hasta qué punto es un homenaje a otra época? ¿No podría haberse aplicado algo de lo que se ha aprendido con la evolución de la industria en estos últimos 20 años? ¿Qué aspectos son fruto de una limitación técnica y qué aspectos no?

Conclusión del análisis de Pier Solar HD en Xbox One

Valorar Pier Solar es complicado. ¿Lo consideramos un juego de otra época o uno actual pensando en tiempos mejores? ¿Es un trabajo profesional o uno amateur? ¿Merecen verse con buenos ojos algunos aspectos por las dudas anteriores o todo lo contrario? Lo dicho, es difícil, pero hay que reconocerle cierto mérito.

Aun así, la historia tarda bastante en arrancar, cuesta bastante engancharse a ella pese a que en la recta final se vuelva infinitamente más interesante que al principio y el sistema de combate en general es algo básico y no incita demasiado ni a poner a prueba a nuestros personajes ni a entrenarlos. En lo que respecta a su duración, ronda las 30 horas y no ofrece demasiados extras ni para prolongar nuestra aventura ni para rejugarlo a corto plazo.

Estéticamente tiene su encanto (quizá la versión HD sobrecarga un poco los escenarios con florituras varias, pero es algo subjetivo), la banda sonora es convincente y su particular sentido del humor (la traducción al español está realizada por fans, pero tiene margen de mejora) nos hará echar alguna que otra carcajada de vez en cuando. Y qué demonios, aunque no sea excepcional, echarse en cara un JRPG de los de toda la vida nunca sentará mal a nadie.

¿Qué habría sido del análisis de Pier Solar and the Great Architects si hubiera sido lanzado en la época correcta? Quizá ahora sería un juego de culto como muchos otros, o quizá no. Nunca lo sabremos, pero toca conformarnos con una aventura entretenida que será más recordada por sus antecedentes que por su contenido en sí.

Brought by... Xbox.

+ Se agradece el lanzamiento de JRPG clásicos hoy en día, y Pier Solar lo es sin lugar a dudas. Tiene su encanto a nivel estético. Su sentido del humor. Poder cambiar entre versión original y versión HD en cualquier momento.
- Su sistema de combate es lento y repetitivo. Argumentalmente tarda mucho en arrancar y en enganchar. Algún que otro bug. La preguntas sin respuesta que nos deja en mente.