Análisis de Polychromatic en Xbox One

Date una vuelta por nuestro análisis de Polychromatic, donde te enseñamos otro ejemplo de un concepto más que conocido, pero adictivo.
Nota

Oleadas de enemigos que se dirigen impasibles hacia nosotros y un control que nos da libertad absoluta. El análisis de Polychromatic en Xbox One podría acabar aquí, pero hay algo especial en este juego descargable que nos invita a volver. Como en tantos otros que explotan la base del mítico Asteroids, con algo de Geometry Wars y una buena intención. Que explotemos nuestra habilidad, tanto o más que la suerte.

En Polychromatic tenemos un control directo de un objeto que controlamos con el stick izquierdo. El derecho nos permite descargar munición que varía a lo largo de cada partida. Los enemigos se descomponen o cambian de dirección según le parece bien a los programadores y hay tamaños que cambian en tiempo real. La pantalla se llena de objetos peligrosos por momentos, pero en ningún momento perdemos la sensación de control. Aunque una pantalla bien grande nos ayudará a saber mejor dónde ir.

Poca variedad en el análisis de Polychromatic

Aparte de los disparos más comunes, tenemos algunos detalles que dan personalidad a Polychromatic. Como la posibilidad de acabar la partida con una detonación general. Pero claro, eso nos impedirá sacar más puntos antes de pasar de nivel.

Los modos de juego, con oleadas que se suceden, ofrecen pocas variaciones. Pero suficientes para que nos piquemos con amigos y compitamos por ver quién hace más puntos. El modo que nos da solo una vida o enfrentarnos contra el reloj pueden ser todo un reto para presumir, hasta que otro se haga con la mejor puntuación.

Otro ejemplo de la sencillez, para el análisis de Polychromatic.

Otro ejemplo de la sencillez, para el análisis de Polychromatic.

Rápido y suave como pocos, no hay mucho que destacar a nivel gráfico. Salvo que todo se mueve de maravilla y cada partida es todo lo suave que debería. Con una respuesta inmediata, aunque por el aspecto no se puede hablar demasiado de los gráficos. Están ahí y se mueven muchas cosas en pantalla, pero sin gran interés más allá de saber cuáles destruir primero.

El sonido es otro de los componentes imprescindibles en este tipo de juegos. Acompaña, arropa y lucha en nuestra contra conforme avanza cada oleada. La música también está en su sitio y en general, la experiencia pierde demasiado si apagamos el audio.

Si quieres un juego sencillo, pero desafiante, como si fuera un anuncio para venderlo, aquí tienes otra modalidad más en el florido subgénero en que se ha convertido esto de las naves entre miles de enemigos. Es tan adictivo como parece, salvo que no tengamos instalado el chip necesario en nuestro cerebro y nuestros pulgares no den la talla.

Brought by... Xbox.

Summary
Review Date
Reviewed Item
Polychromatic
Author Rating
31star1star1stargraygray
+ Por menos de cinco euros tenemos un juego sencillo y adictivo, que aunque hayamos jugado mucho a otros similares, nos puede enganchar.
- Poca variedad y sin más aliciente que conseguir una mayor marca, que no es poco, para quien solo quiere eso.