Análisis de Project CARS en Xbox One

Si quieres velocidad y buenos gráficos, échale un vistazo a nuestro análisis de Project CARS. Porque nos encantan los coches, los juegos y lo hemos probado.
Nota

Las temperaturas suben aún más, pero las noches son frescas. Los días soleados alternan con algunos nubosos. Las jornadas se hacen más largas y las noches más cortas. Estamos en el mes de Mayo y, después de varios retrasos, llega uno de los videojuegos más esperados para los amantes del motor. Con él, nuestro análisis de Project CARS.

En el análisis de Project CARS vemos que no tenemos ni 1080 ni 60fps constantes en Xbox One.

En el análisis de Project CARS vemos que no tenemos ni 1080 ni 60fps constantes en Xbox One.

Después de cuatro años de desarrollo, con más de 80.000 jugadores colaborando y testando betas cerradas del juego, Slightly Mad Studios y Bandai Namco nos traen el título con una misión muy concreta: crear una experiencia de conducción fiel, compleja y acorde a la realidad. De paso, también parecen querer desbancar a grandes franquicias como Forza Motorsport y Gran Turismo (este último perdido en el cosmos).

Pero Project Cars no tiene la intención de ser mejor mediante un vasto contenido. De momento, se ha centrado en dotar de calidad al título, especialmente en el manejo de los coches, los reglajes, la ingeniería, los gráficos y la estrategia. Sencillamente, para complacer a los más puristas y dar protagonismo a la gran experiencia de simulación automovilística que supone.

¿Análisis de Project CARS como simulador?

Para dominar este simulador, primero de todo, necesitaremos ser un poco hábiles conduciendo bólidos, destinarle muchas horas de práctica y paciencia. Querer ir rápido desde el principio será el error más común entre todos los jugadores de Project Cars. Impulsividad, neumáticos y frenos fríos, asfalto sucio y poco grip será igual a trompo seguro. Después de una breve introducción, os descubrimos todo lo que hace falta saber de este gran simulador.

Algunos dicen que su voz solo la pueden oír los gatos y que le aterrorizan los patos. Lo único que sabemos es que se llaman Stig y ha ayudado a desarrollar el comportamiento de los coches en Project Cars. Así presentaría Jeremy Clarkson a su querido ex-compañero, conocido en el mundo real como Ben Collins. Este dijo una vez que todos los videojuegos de conducción eran basura. Seguramente sea una de las personas que más coches ha conducido en este mundo. Aún así, no sabemos si estará orgulloso de que en el juego base tengamos una cifra algo mediocre de vehículos, 60 clasificados en 23 marcas y repartidos en ocho clases, como por ejemplo GT, monoplazas o turismos. Cinco coches más, si eres de XboxManiac y compras la edición limitada, que son: el Mercedes-Benz AMG C-Coupé DTM, el Ford GT40 MK IV, el BMW M1 Pro Car, el McLaren F1 y el Sauber C9.  La versión limitada también incluye una caja metálica y un pequeño libro totalmente en inglés sobre el mismo juego. Desgraciadamente, no podemos tunear el coche, ni siquiera pintarlo a nuestro gusto. Esperábamos un editor como el de Forza o algo que lo intentara.

Tenemos pocos modelos de coches en Project CARS, pero están hechos de lujo.

Tenemos pocos modelos de coches en Project CARS, pero están hechos de lujo.

Es sorprendente que tengamos más escenarios que coches, 73 circuitos incluidas sus posibles variantes, entre ellos grandes circuitos mundialistas y de gran tradición, como el Circuit de Barcelona-Catalunya, Monza, Spa, Nurburgring, Silverstone, Hockenheim…Como ya dijimos en el avance de hace unas semanas, se está trabajando y negociando futuras licencias con marcas de coches y circuitos. La verdad es que un juego de coches sin Ferrari o Lamborghini, no es del todo un juego de coches completo, pero paciencia.

Variedad y sitio para crecer

Seguramente si eres un gran apasionado del olor a rueda quemada, tu sueño es el de ser un piloto de carreras profesional, desgraciadamente no has tenido suerte y tienes que conformarte en revivir tu sueño en tu Xbox. No estés triste, en el Modo Historia tendrás hasta 108 campeonatos y eventos que completar. Antes tendrás que crear un personaje, con tu nombre y apellidos, tu apodo y tú número. Después tendrás que elegir si empezar en lo más alto, es decir Formula A o Mundial de Resistencia (LMP1) o empezar desde 0, siendo un humilde piloto de karts e ir siguiendo la tendencia natural en tu carrera profesional. Obviamente dependerá de tu rendimiento en pista, a partir de ahí, llegarán las invitaciones a eventos, ganarás medallas, y posteriormente vendrá algún cazatalentos con contrato en mano y que le firmes un autógrafo. Todo esto lo encontrarás en el buzón. Después de cada carrera podrás ver las noticias y leer comentarios de tus fans en la red social FanChat. Por muy larga que sea tu carrera deportiva en Project Cars, poco tendrá que ver con la realidad, carece un poco de un entorno muy repetitivo, apenas hay alguna cinemática cuando ganas carreras o campeonatos y no acaba de transmitir el espíritu de la victoria.

El interior también está bien representado en los coches y la lluvia... el asfalto... Detalles no faltan.

El interior también está bien representado en los coches y la lluvia… el asfalto… Detalles no faltan.

 

Obviamente tendremos otros modos de juego, como la carrera individual que se resume en un fin de semana de carreras que definirás sus opciones a tu gusto. Práctica Libre, te hará falta. Contrarreloj para batirte a tu mismo, probar configuraciones de reglajes o comparar el rendimiento de cada coche. Y finalmente el Multijugador online, que aunque nos ha costado encontrar partidas de gente, podemos decir que es bastante satisfactorio, no hay nada mejor que jugar contra otros pilotos, juntamente con un desgaste de neumáticos y gasolina realistas, podrás sorprender a tus rivales con una gran estrategia y ser el vencedor.

Todos tus resultados se registraran en la red de pilotos, todo el mundo podrá ver cuantas carreras has ganado, que experiencia tienes, que coche y circuito te son más afinos, o comprobar tu rendimiento y reputación online. Incluso podrán revivir tus mejores momentos, que son básicamente las repeticiones que has guardado.

Los resultados se registran en la red de pilotos de Project CARS.

Los resultados se registran en la red de pilotos de Project CARS.

Como se ha mencionado anteriormente, a la hora de jugar, hará falta un proceso de adaptación más largo que en otros juegos, tu habilidad al volante progresará poco a poco pero adecuadamente si te lo tomas con calma y mucha paciencia. Si llegas a la frustración es mejor irse a dormir y seguir al dia siguiente. Nos gustaría destacar el HUD, que podremos ir variando sobre la información  que queremos ver en pantalla mientras pilotamos. Como por ejemplo: el dibujo del trazado, los tiempos de vuelta, la distancia a que se encuentran tus rivales, una pequeña cámara para ver que sucede detrás… Hay tantos factores a tener en cuenta que se hace difícil saber donde está el límite y rozarlo en cada curva. Es así como marcarás la diferencia respecto a tus rivales. No te preocupes por la IA, esta sabe lo que hace, no te chocara por detrás, pero no dudará probar en adelantarte. Tener que poner los cinco sentidos en todo momento al comportamiento del coche (ya que puede ser muy diferente a medida que pasen las vueltas), le tienes que sumar estar pendiente de las temperaturas de los frenos, neumáticos, y la telemetría en general. Y no te olvides mirar al cielo antes de parar a boxes, una lluvia salvaje estará aquí en 5 minutos.

Como hemos dicho el juego esta pensado para los puristas y la gente tranquila. Lo corroboramos cuando vemos la gran cantidad de opciones que tenemos para modificar los reglajes del coche: Neumáticos, presión, frenos, distribución, alineación, suspensión, amortiguación, diferencial, caja de cambios, motor… Tanto es así que ya tenemos la opción de guardar cada configuración. Libreta, bolígrafo y a escribir.

Gráficamente casi no hay nada que reprocharle a Project Cars, está lleno de una gran cantidad de texturas, lo notaremos sobretodo en el asfalto y los pianos, repletos de marcas de goma e irregularidades. Veremos brotar hierba, barro o arena si nos salimos de la pista. La luz y la climatología son tan sublimes, que nos resulta difícil poderlo explicar en este análisis. En Xbox One podemos disfrutarlo a 900 p y 60 frames por segundo, por momentos… y si jugamos con las muchas opciones de configuración. Básicamente tener que hablar del gran apartado gráfico que supone este título se convierte en una pesadilla. Aunque hemos presenciado alguna caída de frames inesperada y algún popping muy a lo lejos. En el apartado del sonido estamos bastante satisfechos, las pistas musicales son pocas pero tienen más ritmo que las de Forza, no existe peligro de dormirte. Resaltan algunos efectos de sonido como algún resto de otro coche o piedrecillas impactando en la carrocería de tu coche. El juego no está totalmente traducido al castellano, las explicaciones de los menús son en inglés con subtítulos, y muy desgraciadamente los mensajes de radio también, un error gravísimo para un país como el nuestro, nos podemos perder muchos mensajes de radio porque no podemos leer el subtítulo a media curva. Esto nos puede causar perder carreras.

En resumen, estamos contentos con Project Cars, tiene muchos puntos fuertes y otros que están por pulir, y estamos seguros que lo harán, y lo harán bien. Si han sido capaces de construir este gran juego, podrán corregir lo que le falta a este título para ser recordado. Estamos seguros que añadirán más coches y circuitos, y llegarán muchos eventos y campeonatos online. Ahora si podemos decir que Project Cars está en la cima de los videojuegos de simulación de conducción. Pero que no se duerma que a finales de año llega Forza Motorsport 6.

Brought by... Xbox.

+ Todo él es una obra de arte, una unión de factores hacen una armonía casi perfecta, en un género a veces despreciado. Sus gráficos y texturas son geniales.
- Faltan coches y nos esperábamos algo más competitivo. También nos hubiera gustado poder modificar nuestros bólidos.