Análisis de Star Wars Battlefront

El análisis de Star Wars Battlefront en Xbox One se merecía haber visto el Episodio VII antes de empezar a valorar el juego, al que le queda contenido por llegar.
Nota

El análisis de Star Wars Battlefront nos lleva a otros tiempos con armas más civilizadas. Cuando los juegos eran lo que daba vida a las consolas y no los insultos entre compañías. Cuando teníamos a Pandemic con una franquicia entre manos que no sabíamos a dónde iba. Pero enfrentar a los rebeldes, cazarrecompensas, el Imperio y todo aquello en el mismo juego, nos flipó. Era algo que habíamos intentado en el mundo del PC, durante años, gracias a mods para Doom, por ejemplo. Y ahí estaban todos, con la música original y sin miedo por los derechos de autor. Battlefront era algo que debía crecer. Un juego que ahora, volvemos a tener gracias a Electronic Arts, DICE, Criterion y Visceral. Y sí, hacían falta todos para tenerlo a tiempo.

La beta que vivimos en Xbox One nos queda muy atrás, pero fue un ejemplo claro de lo que tenemos ahora, con el juego en la calle. Elegir lado, entre imperiales o rebeldes es algo que ya deja claro de qué va esto. La primera orden del episodio VII se queda para otra ocasión. Los modos de juego son los clásicos de estos juegos, con zonas que proteger, atacar o la mera meta de acabar con el equipo enemigo.

El análisis de Star Wars Battlefront frente a los Battlefield

Como elementos diferenciadores, en Star Wars Battlefront tenemos toda la imaginería que esperábamos. Con los personajes y modelos conocidos, los entornos y muchas ayudas que tienden a inclinar la balanza hacia uno u otro lado. Entre todos ellos, la presencia de “héroes” es lo más destacable. Porque, como pasaba hace más de una década, podemos ser Vader, Luke y esos iconos jugables que solo Star Wars nos puede dar oficialmente. Aunque en un número que se nos antoja corto, de momento, a la espera de más DLC que lleguen para crear una experiencia más grande.

La batalla de Jakku ha llegado después del lanzamiento de Star Wars Battlefront.

La batalla de Jakku ha llegado después del lanzamiento de Star Wars Battlefront.

Tener hasta 40 jugadores en el terreno y no ver ralentizaciones es uno de los puntos que hacen de este juego algo a defender. Los servidores han tardado relativamente poco en ponerse a la altura, con un arranque espectacular para los millones de jugadores que han entrado a lo bruto en el juego. Incluso en niveles donde se presentan zonas de reunión, porque vamos todos a los mismos sitios, la suavidad en la experiencia es lo habitual. La nube funciona, porque es la nube, ¿no?

Frente a otros títulos, se puede decir que Battlefront es menos exigente. Que se puede jugar durante bastante tiempo sin un gran entrenamiento. Que la habilidad gana, junto al conocimiento de los recursos, pero que no estamos ante un título que nos derrote en pocos segundos por culpa de rivales demasiado buenos. El objetivo del juego parece ser el de acercar a todos a la franquicia, con un recorrido largo, que dará a los veteranos también lo suyo. Aunque haya que esperar unos meses más para tener a todos contentos.

Estas son las cosas del análisis de Star Wars Battlefront que no verás en otros juegos.

Estas son las cosas del análisis de Star Wars Battlefront que no verás en otros juegos.

Los controles resultan intuitivos, apuntar es sencillo y hasta manejar el sable de luz nos resulta satisfactorio con muy poca práctica. Incluso los combates con naves mantienen el nivel de accesibilidad de la lucha en tierra. Aunque echamos de menos la mezcla de niveles, de poder empezar en una base, ir a la enemiga mientras nos enfrentamos a tropas de tierra y aire, alcanzamos una instalación contraria y volvemos con el éxito dentro de un vehículo enemigo. Esta grandeza que nos da, por ejemplo, Battlefield 4, aún no la vemos en Battlefront.

Lo que sí tenemos son opciones para los personajes, hasta para los soldados de asalto, que no tienen por qué llevar el casco puesto. Así los distinguimos mejor, sin necesidad de colorines absurdos en las armaduras. Las armas crecen en proporción directa con los créditos que invirtamos y hay granadas, armas accesorias, pesadas, etc. para hacer nuestros personajes a medida.

Esto es Star Wars, por si no lo sabías

El aspecto visual es lo que más se ha defendido de Star Wars Battlefront y nos encanta. Es uno de los juegos que mejor se ven en Xbox One, a pesar de tener una resolución que canta por momentos. Pero la fluidez de las partidas, con 60 imágenes por segundo casi todo el rato, nos hace olvidar ciertos contratiempos. Como que los enemigos distantes se convierten en un puñado de píxeles, un poco al estilo Xbox 360, cuando esperábamos más definición. Solo en grandes batallas, con muchas cosas en pantalla, vemos tirones que rompen un poco la inmersión. Pero los parches han hecho su trabajo y el problema parece más cosa del acceso a disco (que se soluciona con la Xbox One Elite y su unidad SSD, por ejemplo). La madurez de los servidores y el código de red también van camino de arreglar las cosas.

Los controles de este Battlefront son de los más asequibles en el género.

Los controles de este Battlefront son de los más asequibles en el género.

Los detalles, como que las explosiones se parezcan a las de las películas originales con sus chispas, hacen que nos sintamos más cerca de ellas. La música, los efectos sonoros y el grito de Wilhelm hacen el resto.

Star Wars Battlefront, este de 2015, es un Battlefield sin modo historia y ambientado en el universo de la saga galáctica. ¿Es lo que querían los fans? Solo en parte, porque carece de la profundidad que le daría ahondar en los caminos que se nos abren con El despertar de la Fuerza. Pero todo está justificado y es explicable.

Tener algo así es complicado de manejar, DICE y Electronic Arts han tenido que jugar con algo más que una franquicia millonaria. Una que a la hora de escribir estas líneas llevaba 12 millones de unidades vendidas, con un beneficio récord para los implicados, Disney incluida. El tiempo es una limitación brutal, porque si miramos cuándo llegó Star Wars a manos de EA y que entre medias hemos visto un Battlefield 4 y un Hardline, las cuentas nos salen justas.

Solo el tiempo dirá si el juego es sobresaliente

El esfuerzo que parecen haber hecho los desarrolladores para tener un Star Wars Battlefront a tiempo, incluso antes del estreno del episodio VII, se nos antoja increíble. De ahí que nos atrevamos a justificar que estemos ante un juego con menos contenidos de los que esperábamos. Uno que solo se justifica si llega junto al pase de temporada y dosis de paciencia. Las mismas que nos han permitido jugar en Jakku y ver algunas muestras de lo que pasó en el planeta para que haya destructores imperiales enterrados en la arena.

Estas chispas son las de la saga clásica, sin duda.

Estas chispas son las de la saga clásica, sin duda.

Los spoilers han impedido ver el planeta donde creció Rey cuando Battlefront llegó a nuestras Xbox One, incluso una semana antes que en otras plataformas, gracias a EA Access. Esto no es una película de serie B que necesita videojuegos para darse a conocer. Es Star Wars y las cosas se hacen con orden estricto, imperial. Casi da la sensación de que debemos agradecer que el juego haya llegado antes de que la película salga en Blu-Ray, aunque no nos guste la idea.

Ahora bien, ¿está justificado adelantar el precio de dos juegos normales, a la espera de que lleguen todos los contenidos del pase de temporada? ¿Nos da suficiente diversión pagar lo que cuesta el juego, con Jakku de regalo? Casi dos meses después del lanzamiento de Star Wars Battlefront, hemos recibido opiniones variadas, con días de doble experiencia entre medias. El progreso, parece ir bien para quien juega habitualmente. Los servidores han respondido mejor que en los últimos dos Battlefield y lo de tener juego a pantalla partida se ve como todo un acierto. Un zas en toda la boca para 343 Industries y sus argumentos para capar Halo 5 Guardians en este sentido.

A falta de un modo historia, que llegará con otros juegos, el precio de Star Wars Battlefront es lo más criticado realmente. Es la idea que nos llega como generalizada, más allá de que tenga pocos escenarios o modos de juego que apenas aporten al género. Incluso hay quien ha disfrutado con los recorridos cerrados y repetitivos de las motojets en la luna de Endor. Uno de esos momentos dulces para los más viejos del lugar, que disfrutaron con esas escenas de El Retorno del Jedi en su niñez. Es uno o dos minutos de éxtasis, después de pierde la magia, pero, ¡qué momento!

No solo es Star Wars, también lo es a pantalla partida.

No solo es Star Wars, también lo es a pantalla partida.

Está claro que en DICE aman la saga que perteneció a George Lucas (y a Alec Guinness, en buena parte, durante años…). Se han dejado las neuronas para exprimir lo que les han dejado enseñar, hasta el momento, mientras dejaban de dormir para tener algo listo en tiempo récord. Pero no es lo que esperábamos como fans, ni lo que piden los que llegan nuevos a la saga espacial. Battlefield 4, por ejemplo, da mucho contenido y ahora es una maravilla en todos los sentidos. Eso sí, nos ha costado dos años y pico hasta convertirse en un juego completo. ¿Debemos esperar lo mismo para que Star Wars Battlefront nos permita decir que es la experiencia más completa en la franquicia y como shotter en primera persona/tercera? Esperemos que no sea necesario y el pase de temporada nos de una alegría en pocos meses.

Este Battlefront es muy recomendable para quien haya sentido algo por la Fuerza. Quien sea ajeno a la saga galáctica debe mirar otras opciones, con Battlefield 4 en los primeros puestos. Pero por pocos midiclorianos o lo que sea que corran por tus venas, debes catar el juego. Aunque sea con las 10 horas gratis que te da EA Access en Xbox One.

Brought by... Xbox.

Summary
Review Date
Reviewed Item
Star Wars Battlefront
Author Rating
41star1star1star1stargray
+ Partidas a pantalla partida, cooperativo y contra otros que nos meten en la piel de algunos de nuestros iconos favoritos. Muy por encima de otras licencias de películas en cuanto a nivel técnico.
- El modo tutorial no es suficiente para sustituir una campaña de verdad, al estilo Battlefield. Pocos escenarios y modos demasiado familiares. El pase de temporada se nos antoja caro. Algunas voces del juego en castellano son… inadecuadas, como poco.