Análisis de The Legend of Korra en Xbox One

Revisamos Avatar, el de dibujos animados, en este análisis de The Legend of Korra en Xbox One. ¿Recuerdas el de Xbox 360 y sus logros?
Nota

Antes de nada, el análisis de The Legend of Korra en Xbox One debería servirnos de ejemplo para juzgar compañías, iniciativas occidentales que siguen la estela oriental y lo que supone una nueva generación de consolas. Porque hacer un juego de una licencia como este spin off de Avatar, con Platinum Games detrás, nos debería dar muy buenas vibraciones. Por algo les han caído premios por todos lados, tanto a la productora del “anime” como a los desarrolladores, con sus Bayonetta. Pero algo no funciona en esta fórmula.

Esta es la protagonista, junto a su perro-oso polar, en el análisis de The Legend of Korra.

Esta es la protagonista, junto a su perro-oso polar, en el análisis de The Legend of Korra.

¿Qué es un Avatar? Pues uno de esos seres especiales que dominan los cuatro elementos. Algo excepcional, que no se ve a menudo y que suele venir acompañado de muchos enemigos que quieren algo, sea lo que sea. La situación, esta vez, nos coloca entre la segunda y tercera temporadas de la serie de televisión producida por Nickelodeon. Una que cuenta con voces de actores bastante buenos, que se mantienen en el inglés original. ¡Hasta tiene a la jefa de House en el reparto!
La parte buena de The Legend of Korra en Xbox One es que nos coloca frente a una producción muy televisiva. Con escenas animadas que tienen una buena factura y que nos dan las sensación de estar ante alguno de los episodios que han triunfado en medio mundo. Pero ahí acaba la cosa, porque la parte jugable no mantiene el nivel.

Estamos ante un juego cuyo estilo se ha puesto de moda en tablets y móviles. El típico que sale de una licencia famosa y vende millones en las tiendas online, entre niños que acaparan las pequeñas pantallas, mientras sus padres miran a otro lado. Lo que antes eran éxitos en consolas de sobremesa y portátiles, ahora es territorio móvil y el nivel de producción ha bajado mucho. Sobre todo, cuando recordamos juegos de la talla de Spider-Man 2 en consolas, porque no podemos meter en el mismo saco los Batman de RockSteady, ya que no se basan en la típica película o serie.

La lucha es una de las bases de este The Legend of Korra. Con unos movimientos y poderes que desbloqueamos conforme superamos niveles. Las técnicas de contra ataque y los combos dan una sensación que desespera. El tiempo de reacción a los controles no parece bien medido frente al tamaño de los personajes y las situaciones que presenta el juego. Además, casi toda la aventura la pasamos en busca de los cuatro elementos que la protagonista ha perdido. Con un desenlace que recuerda el punto débil de otros juegos: se acaba cuando empiezas a tener algo interesante de tu lado, poder y opciones.

El combate tiene una respuesta poco agradable a nuestras acciones y, aunque llegas a acostumbrarte, se hace aburrido.

El combate tiene una respuesta poco agradable a nuestras acciones y, aunque llegas a acostumbrarte, se hace aburrido.

Descubrir el elemento o la combinación de movimientos efectiva es uno de los pocos alicientes que tiene este título. Aunque la repetición y falta de alicientes convierten hasta los niveles más complicados en algo pesado. Los escenarios apenas son algo más que un decorado que pasa ante nuestros ojos sin aportar nada. Los fans de la serie verán que no parece haber mucho cariño hacia la licencia en este sentido, sin detalles interesantes que se sumen a la típica colección de extras.
Con la serie de actualizaciones que hemos visto últimamente en muchos juegos, la solución para The Legend of Korra podría venir por ahí. Con un parche que modificara la vida de los jefes finales, equilibrara la potencia de los ataques enemigos o aumentara la velocidad de respuesta al mando. Detalles así son los que arruinan una experiencia que, en principio, podría suponer un reto en los niveles de dificultad más altos. Pero que se torna en un fracaso donde la experiencia y maestría con el mando no responden con suficiente agradecimiento.

Naga es la mascota de Korra... un perro-oso polar que nos sirve de transporte.

Naga es la mascota de Korra… un perro-oso polar que nos sirve de transporte.

A los combates clásicos, con escenarios en los que salen enemigos y no avanzamos hasta superarlos, se unen otros modos de juego. Entre niveles, tenemos lo más parecido a una experiencia para móviles que hemos visto en Xbox One, con permiso de Divekick, el juego que usa solo dos botones. Pasillos que recorremos a lomos del perro-oso polar Naga. Momentos estos en los que recogeremos objetos, salvaremos obstáculos y llegaremos al final del nivel con cara de incredulidad. ¿Cómo pueden haber metido algo así en un juego de Xbox One? Quizá el precio de salida, 14,99€ sirva de explicación. Porque está en línea con otros títulos menores que, sin embargo, han recibido el apoyo de id@Xbox por eso de ser desarrollos independientes y de bajo presupuesto. Pero no, esto es The Legend of Korra, una franquicia potente, llena de posibilidades y que podría haber llegado a plantar cara al mismísimo Naruto o a los Dragon Ball… al menos como juego de consola.

Al terminar el juego será cuando veamos el tercer estilo o modo. Uno del que nos presentan un aperitivo en los primeros compases de la aventura, pero que tendría más sentido con un multijugador por medio. Es este otro de los elementos que echamos de menos, pues suele conseguir que algo mediocre pase desapercibido. Por eso de que, con amigos, todo mejora. Pero vamos, que una arena se desbloquee solo cuando ya hemos visto casi todo, puede verse tanto como premio como castigo. Al menos, ahí tendremos a nuestro protagonista de la aventura y sus poderes para demostrarnos, a nosotros mismos, lo bien que lo hemos hecho durante el modo historia y, de paso, picarnos un poco para volver a pasarnos el título y mejorar de cara a la arena… La idea hasta es buena, ¿no crees? Lo malo es la ejecución.

A falta de multijugador, tenemos unas arenas en las que demostrar el nivel de nuestro personaje frente a rondas de enemigos.

A falta de multijugador, tenemos unas arenas en las que demostrar el nivel de nuestro personaje frente a rondas de enemigos.

Platinum Games ha perdido puntos con The Legend of Korra. Su juego parece haber quedado eclipsado totalmente por el esfuerzo con la segunda parte de Bayonetta. Aunque, a decir verdad, esta desarrolladora tiene sus seguidores y parece que, para ellos, nunca tendrán juegos por debajo del notable. ¿Es el tuyo uno de estos casos dignos de estudio?

Brought by... Xbox.

+ Las escenas de animación, dignas de la serie, tienen todo el nivel que podíamos pedirle al juego.
- Controles con una respuesta lenta. Combates que se alargan por un equilibrado deficiente. Aspecto poco cuidado en juego.