Análisis de The Walking Dead Temporada I en Xbox One

Empezamos la segunda, pero antes tenemos el análisis de The Walking Dead Temporada I, lleno de zombies también en Xbox One.
Nota

Cuando vas  a un E3 como el de 2004, te pasas por Meltdown Comics, y te hablan de un cómic sobre personas en situaciones difíciles… Lo que viene después no es normal. La pregunta al vendedor era sencilla, ¿hay algo interesante que haya salido en los últimos meses o el año pasado? Algo así como La liga de los hombres extraordinarios, From Hell, Watchmen… de nivel, vamos. Y sales de la tienda con la sensación de que te han engañado, que te han vendido uno más de zombies. Sin embargo, cuando llegas al análisis de The Walking Dead Temporada I te das cuenta de que no es eso. Que los no-muertos están para darle un toque diferente a una historia de supervivientes. De seres humanos y sus reacciones ante un mundo diferente al que han creado o creen que quieren vivir. Bienvenidos a un fenómeno que Telltale Games ha sabido llevar al terreno de las aventuras gráficas. Con personalidad propia para competir con la serie de televisión que tiene enganchados a millones.

Los protagonistas son clave y suben enteros a este análisis de The Walking Dead Temporada I y II en Xbox One.

Los protagonistas son clave y suben enteros a este análisis de The Walking Dead Temporada I y II en Xbox One.

Desde 2012 hemos visto cómo se sucedían los episodios de The Walking Dead en forma de aventura gráfica. Una forma de contar historias que parece encajar de lujo con la serie. Incluso con esos QuickTime Events que ponen nerviosos a muchos, pero que en momentos de tensión potencian la ambientación de ciertos juegos. Este es uno de esos.

En esta edición para Xbox One nos topamos con los primeros cinco episodios de la serie, la de videojuegos, y el complemento que apareció después. Estos tienen personajes y situaciones paralelas a las de la serie  de televisión o los cómics. Es decir, no nos va a destripar nada ni necesitamos haber catado antes la maravilla de Kirkman y compañía.

Como juego del año que fue, estamos ante una aventura más de Telltale Games, que ha supuesto un punto de inflexión para la compañía. Los herederos de Guybrush tenían una oportunidad de oro y la aprovecharon, con un nivel que no han bajado en las posteriores The Wolf Among Us o las recientes Tales from the Borderlands y Juego de Tronos.

Los puntos negativos, aparte de que pueda no gustarte el argumento, pasan por aspectos técnicos que no llegan a un nivel destacable. Las animaciones, de vez en cuando, tienden a dar tirones y, aunque la iluminación ha mejorado respecto a lo que conocíamos, el salto a Xbox One no ha supuesto una mejora notable en cuanto a gráficos. El estilo, sin embargo, permite licencias que en otros juegos serían muy negativas. Aquí, el toque de cómic, más que de dibujo animado, tapa diseños y animaciones poco trabajadas. Los planos, sin embargo, cuentan mucho y la música va bien para ponernos a tono.

Este The Walking Dead Temporada I para Xbox One es todo lo que puede pedir un fan de la saga. Una huida con dos protagonistas tan bien elegidos, que podrían hacer el camino inverso hacia nuestros televisores y los cines. Cada situación y las sensaciones que transmite, así como las decisiones que tomamos, nos hacen vivir una aventura intensa. Una que, aunque no te gusten los zombies, intenta enseñar algo de humanidad… y muestra todo lo contrario a cada esquina.

Lo que menos nos gusta en este análisis de The Walking Dead Temporada I y II, aparte de algunos QuickTime Events, es que está en inglés y deja poco tiempo para decidir... ¿O esto es bueno?

Lo que menos nos gusta en este análisis de The Walking Dead Temporada I y II, aparte de algunos QuickTime Events, es que está en inglés y deja poco tiempo para decidir… ¿O esto es bueno?

Pero lo más interesante de esta conversión a la consola de Microsoft es que también tenemos disponible la Temporada II. Tanto por separado, como en un pack junto a la primera, el precio está por encima de lo que tenemos en PC. Aunque, bueno, 49€ por más de diez horas de aventura gráfica puede parecer caro… según nuestra afición al género y el tema. Lo mejor, en este caso, es que las decisiones tomadas en el episodio extra, 400 días, de la primera temporada, afectan a la segunda. Con una historia que tiene altibajos, pero que mantiene un buen nivel en todo momento.

Si el cambio a esta generación hubiera venido acompañado de una mejora visual notable, textos y voces mejor encajadas y algo más de cuidado con los fallos que ya tenía el juego, estaríamos ante un imprescindible hasta para los que ya lo jugaran. Total, a pesar de todo, es la edición más cuidada y trae toda la primera temporada. La segunda, por cierto, también está disponible en Xbox One y solo nos falta saber cómo pasaremos los datos a la tercera. Aunque esperaremos pacientemente a un recopilatorio como este, que no nos deje con la incertidumbre que vemos en PC cada vez que Telltale Games lanza un episodio nuevo de The Walking Dead.

Brought by... Xbox.

+ Es una aventura con un argumento, situaciones y personajes que destacan en todos los sentidos. Además, tiene zombies... pero eso es lo de menos.
- El idioma, la desincronización labial y tener que estar pendientes de las frases, mientras pensamos una respuesta, ponen un toque de dificultad extra que podría evitarse.