Análisis de Warriors Orochi 4 en Xbox One

Warriors Orochi 4 sube el listón en número de luchadores, con la mezcla de sagas musou más imponente del momento, que conquistará a los fans de este subgénero.
Nota
Síguenos y da a Me gusta:

Con el análisis de Warriors Orochi 4 nos ha entrado la nostalgia. Nos acordamos de los maniacs del pasado. De RommelESP, sobre todo, aunque también de uno que aún sigue por aquí… pero, por el ciclo de la vida, ya no nos regala sus palabras en la web. Digamos que el concepto, la saga o lo que se nos ocurra sobre estos juegos de Koei Tecmo, lleva mucho con nosotros. Al mismo tiempo, es eterno.

Zeus, unos brazaletes de poder y el ansia de poder entre humanos y dioses sirven de motivación para luchar esta vez. Con el rey serpiente como algo del pasado, vemos que los planos de la realidad se mezclan una vez más con lo etéreo. Aunque las consecuencias se sientan en lo terrenal. ¿Qué te parece cómo nos ha quedado el párrafo? Estamos profundos hoy.

Mitos y samurais en el análisis de Warriors Orochi 4

El equipo de Masaki Furusawa ha reunido esta vez a 170 personajes, cinco de ellos nuevos, en lo que puede ser el elenco más impresionante de todos los musou. Con vistas a que puedan entrar muchos más y con la espinita de querer ver a algunos que no llegarán. Esperamos que la intención sea ofrecer siempre más y mejor, con este Warriors Orochi 4 como paso en el camino. Como base, tenemos héroes mitológicos, dioses, que tienen poco en común con la cultura arraigada en Japón. Aunque no sean ajenos a una franquicia sin prejuicios.

Zeus en Warriors Orochi 4

Este es Zeus en Warriors Orochi 4, el nuevo archienemigo

Lo que sí echamos en falta es que la localización al español esté más cuidada… o presente, al menos. De forma que haya más personas dispuestas a seguir el ritmo y meterse en algo más que batallas enormes. Esas que hacen este tipo de juegos algo espectacular, con gancho suficiente para querer siempre más. Las coreografías, las cadenas de golpes y magias, todo es parte de un subgénero que nos gustaría ver con producciones enormes. Como las que tienen otros juegos y que vivimos, con algún intento, al principio de generación con Xbox 360. ¿Quién se acuerda de cierto exclusivo…?

La primera vez que vimos el choque entre Dinasty Warriors y Samurai Warriors nos gustó la idea. Como en cualquier otro medio, mezclar personajes y sagas puede generar algo bueno. Que se lo digan a los Vengadores y a Disney. Desde que, en 2012, jugamos a Warriors Orochi en la generación anterior, teníamos muchas ganas de esta entrega en Xbox One.

A pesar de volver a entornos cerrados, a diferencia del mundo abierto de Dinasty Warriors 9 (que acaba de recibir el modo cooperativo), todo ha crecido. Incluida la potencia de las consolas, con Xbox One X como máximo exponente y las sagas bajo la producción de W-Force. El disco del juego (o la descarga de Xbox Live) tiene mucho contenido que ofrecer. Mientras que se mantienen los ataques potentes, los rápidos y más las magias. Con tantos personajes a elegir en nuestro trío, que da miedo pensar en sacarse pronto todos los logros. Hasta la barra de musou se rellena, como manda la tradición, antes de lanzar la descarga más potente.

Tres guerreros en Warriors Orochi 4

Al principio llevamos tres guerreros en Warriors Orochi 4 y aumenta su número rápidamente

Hay poco que contar en cuanto a mecánicas, con unos protagonistas que son muy superiores a las huestes. Estas se cuentan por miles de unidades que dan buena cuenta de los puntos. Estos suman sin parar mientras nos movamos y mantengamos el ritmo. Porque no solo se trata de aporrear botones, sino de ejecutar combos con efectividad. Es lo más difícil, conseguir la perfección, que solo llega con mucha práctica. Lo siguiente es acabar con los jefes, que podemos seguir con la opción de auto apuntar.

Magia en Warriors Orochi 4 para vender a Zeus

El espectáculo de destrucción llega a su punto más alto con la magia. Esta es algo especial, que resulta muy poderosa en Warriors Orochi 4. Es más, parece que estemos ante una exhibición o un homenaje, más que un reto. Pero debemos tener algo claro. No deberíamos usar poderes fuera de serie todo el rato. Por mucho que encontremos personajes que parecen demasiado duchos en esto de lanzar hechizos. Más bien, el juego invita a que nos planteemos retos. A que seamos nosotros quienes decidamos hacer las cosas más difíciles. Pero bueno, es decisión cada cual.

Podríamos decir que estamos ante uno de los títulos más accesibles, en cuanto a dificultad, dentro de este estilo de juegos. Warriors Orochi 4 viene a ser una fiesta, una demostración para no iniciados, más que un reto superior a los anteriores. Pero se puede disfrutar mucho, independientemente de cuánto conozcamos este subgénero. Con un repertorio de luchadores que crece a toda velocidad mientras jugamos. Que pasa de los tres iniciales a decenas, sin apenas tiempo para ver cómo es cada cual. La pena es que nos perdamos la interacción entre ellos, porque nos perdamos los subtítulos en inglés que incluye el juego.

Nos cuesta fijarnos en cada uno de los personajes, en saber de dónde vienen y por qué luchan. Qué relación tienen con los demás. Pero es una forma de agradecer el trabajo de diseño que tienen detrás. La afinidad entre ellos, cómo consiguen armas, mejoran sus habilidades y los toques de RPG están en cada uno. Con lo que resulta fácil tener favoritos para hacernos todo el juego con ellos. Mientras el resto pasan a nuestra colección sin destacar. Aquí vemos un punto de rejugabilidad que algunos encontrarán maravilloso. Por eso de hacerse el juego muchas veces. Pero solo está destinado a unos pocos.

Como continuación de la tendencia, parece que los generales enemigos son más difíciles. Estos sí nos pueden poner las cosas difíciles, con un nivel que supone un reto en muchos casos. Con el Olimpo enfrente no esperábamos menos. Incluido el Chaos Origins, que viene a ser un espíritu inmune a ataques de nuestras armas normales. Pero sin ser algo realmente original, salvo porque protegen a los enemigos cercanos.

Los gráficos, justos, como es costumbre

Llegamos al punto flojo de la mayoría de juegos en este estilo. El apartado técnico no está a la altura del hardware. Sobre todo en Xbox One X, donde la consola puede con todo. Pero notamos unas animaciones son irregulares, con bajadas en la suavidad. Es algo endémico y a lo que nos hemos acostumbrado, pero que bien podría estar superado hace años. No es cuestión de llenar la pantalla, si la jugabilidad se va a resentir. Pero así es la realidad. Las texturas no son excesivamente detalladas, los modelos de personajes y el escenario tampoco tienen demasiados polígonos.

Cambiar de guerrero con los gatillos

Podemos cambiar de guerrero con los gatillos en Warriors Orochi 4

Con la duración de este título, si tenemos callo en los musou, nos dará muchas horas. Son unas 70 misiones, sin contar los retos que nos pongamos. Con un elenco de personajes envidiable. Mecánicas conocidas, pero con la opción de usar la magia para ir más rápido en el desbloqueo de luchadores. Nosotros nos hemos acostumbrado a que el más sea mejor y aquí es lo que nos ofrecen. Aunque siempre podamos quejarnos de esos escenarios que se nos antojan demasiado vacíos y poco interesantes. Por cierto, el cooperativo en Xbox Live suma puntos, al igual que el competitivo. Incluida está la opción a pantalla partida, que nunca debería faltar. Aunque lo que quizá sea más útil, no parezca intencionado. La opción de usar Copilot con el mando de Xbox One, para jugar con los no iniciados y compartir escabechinas a dos mandos, con el mismo personaje. ¿A que no se te había ocurrido?

Sumario
Fecha del análisis
Artículo analizado
Warriors Orochi 4
Nota del autor
41star1star1star1stargray
Síguenos y da a Me gusta:
+ 170 personajes, cinco de ellos nuevos, con 70 misiones y cooperativo online, además de pantalla partida. No falta, tampoco, el competitivo.
- A nivel técnico no vemos avances desde títulos anteriores. Se puede hacer muy fácil, incluso en modo difícil, debido a la inclusión de magias poderosas.