Crítica de Halo Nightfall Episodio 1

Empezamos la serie con esta crítica de Halo Nightfall Episodio 1, que sirve para aclararnos de qué va esto y por qué cerró Xbox TV Entertainment Studios.
Nota

Con Ridley Scott en la producción, Halo Nightfall llega a nuestras Xbox One, justo a tiempo para el lanzamiento de Halo The Master Chief Collection. La serie basada en el universo creado por Bungie, ahora en manos de 343 Industries, estrena el canal Halo en nuestras consolas. Algo que se merecía todo un contenido de calidad que, en pocas palabras, no es lo que tenemos delante.

Halo Nightfall nos coloca en un tiempo posterior a Halo 4. El Pacto ha sido derrotado, las colonias humanas se extienden por el espacio y las otras civilizaciones se ven amenazadas o conviven, según el caso. Pero hay reductos de la alianza de razas, dirigida por fanáticos que casi acaban con todo a base de hacer estallar los anillos Halo. Aniquilar a los humanos parece una de las ambiciones de esos reductos que, de manera secreta, mueven pieza en un tablero de escala universal.

En el lado de los humanos tenemos a los ONI. Fuerzas bajo supervisión de UNSC, que actúan de forma independiente. Eso sí, no parecen bien vistos por los colonos que intentan recrear la grandeza de los mejores tiempos de la Tierra… mientras sobreviven a años luz de distancia, incluso en ciudades casi calcadas de las nuestras… de las actuales, donde vivimos en 2014. Precisamente, este es uno de los problemas de Halo Nightfall, que pierde totalmente la sensación de estar en el Universo de Halo, cuando muestra algo que no sean réplicas de armas, naves o el logotipo.

Han pasado años, sí, pero vemos que los transportes y tecnología son incluso inferiores a lo que forman los registros de Halo. 343 Industries parece haber sentado las bases para un nuevo enfoque, un poco alejado del que estableció Bungie mientras la saga estuvo en sus manos. Todo en Halo Nightfall tiene el nivel de serie televisiva sin ambición, de relleno propio de SyFy Channel. Los CGI cantan, la iluminación se salva solo en momentos muy concretos y la recreación de espacios públicos en un planeta distante es cuanto menos irrisoria.

El personaje de Locke es de lo poco que salvamos en la crítica de Halo Nightfall Episodio 1.

El personaje de Locke es de lo poco que salvamos en la crítica de Halo Nightfall Episodio 1.

La influencia de Ritley Scott parece haberse reducido solo a la puesta en marcha de las ideas iniciales. A buscar algún toque en el guión y un equipo que pueda llevar a cabo el proyecto con un gasto mínimo. Si no, no se explica el resultado de un Halo Nightfall que aburre por momentos. Que abusa de planos en los que no cuenta nada, solo por intentar rellenar esos míseros 28 minutos con créditos incluidos. Donde se nota demasiado que las naves son parte de un decorado y las escenas de acción carecen totalmente de sentido. Hasta hay una de túnel, como símbolo de recursos mínimos que muchos estudiantes hemos usado para prácticas de realización. Ahí tiene lugar el con combate contra, nada más y nada menos,  un Elite. Pero que parece rodada por los estudiantes de primero de un instituto.

Los personajes tampoco se libran de la crítica de Halo Nightfall Episodio 1

Donde sí parece haber madera es en algunos de los actores, que no todos. Este primer episodio de Halo Nightfall sirve para presentar ciertos personajes que nos serán familiares en Halo 5 Guardians. El papel de Locke puede considerarse lo mejor, al menos, cuando se aleja de la acción directa. Tampoco desmerece su contrapunto, el jefe local, que recibe una dosis de sed de venganza de cara a los siguientes episodios. Los rostros, en genera, están elegidos en línea con el nivel de producción. Los gestos de Locke cuentan algo y sus miradas manifiestan un quiero y no puedo, seguramente lastrado por la dirección pésima de este primer episodio.

La sensación que transmite Halo Nightfall con este estreno es de dinero mal gastado. No se puede justificar con la idea de que es un añadido que recibimos al gastar 60€ en Halo The Master Chief Collection. Porque se supone que iba a ser parte de algo grande, una producción millonaria que metería a Microsoft en el terreno de FOX, HBO e, incluso, el cine de la mano de Spielberg.

Las armas son uno de los pocos elementos de Halo Nightfall que nos recuerdan a la saga de Microsoft.

Las armas son uno de los pocos elementos de Halo Nightfall que nos recuerdan a la saga de Microsoft.

En lugar de mantener la grandeza y espectacularidad de la saga, Halo Nightfall mezcla momentos propios de una serie de muy bajo presupuesto, con un guión irresponsable y una dirección que no corresponde a una franquicia de este calado. Las escenas generadas por ordenador muestran una integración tan mala como hacía años que no veíamos siquiera en televisión. La producción parece anacrónica, de los tiempos en que Seaquest o ST DS9 sacaban adelante temporadas enteras con el presupuesto de una telenovela venezolana. Sin embargo, esas series demostraban ganas y pericia para exprimir la tecnología disponible. Aquellos Amiga con Videotoaster, Lightwave y demás hardware de bajo coste, frente a producciones multimillonarias…

Esperemos que Halo Nightfall no haya supuesto un gasto del que se resientan juegos exclusivos o inversiones necesarias para que Xbox One ocupe un lugar destacado entre las consolas de nueva generación. Que algo así haya llegado a nuestras pantallas solo parece justificado por llevar el nombre de Halo y por esa inercia que parece acompañar a los proyectos de la era anterior a Phil Spencer al frente de Xbox. Esperemos que Halo Nightfall pase sin apenas notarse su patética presencia o que mejore mucho con los siguientes episodios.

Respecto al doblaje, la versión original en inglés sirve para que veamos la buena elección de Mike Colter en el papel de Jameson Locke. El que, posiblemente, sea el contrapunto del Jefe Maestro en Halo 5 Guardians. Para escucharlo, eso sí, es necesario seguir el tedioso proceso de poner el idioma de la Xbox One en inglés y la localización en, por ejemplo, Reino Unido. Hecho esto, podremos evitarnos escuchar un doblaje al castellano neutro que, una vez más, ha demostrado poca profesionalidad y cuidado a la hora de lanzar un producto de la talla de Halo.

+ Introduce al personaje de Locke. Alguna interpretación y rostro se puede salvar.
- Es una producción de muy baja calidad a todos los niveles. El guión plantea una idea interesante, pero acaba con ella en los primeros minutos. CGI peor integrados que en las peores series de SyFy Channel.