Oxenfree análisis en Xbox One

Ya tenemos el análisis de Oxenfree en Xbox One, para quien se queja de que tardamos en dar opiniones sobre lo que jugamos… Pero, ¿es un juego?
Nota

Oxenfree se ha colocado entre esas experiencias que están hechas para dar que hablar. Porque no es un título típico, ni ha recibido la publicidad de las grandes producciones. Sin embargo, esta obra de Night School Studio ha causado cierto revuelo y tiene el favor de la crítica, así como de muchos “entendidos” que lo elevan a los altares. Pero, ¿es un juego? Te lo intentamos aclarar en el análisis de Oxenfree para Xbox One.

Lo que parece en un primer momento es una película interactiva. Casi podríamos decir que es un curso de inglés, pues no paramos de escuchar las voces de los actores que nos hacen totalmente partícipes de sus historias. Unas en las que descubrimos lo que sucede al mismo tiempo que ellos. Con alguno un poco más avispado que otro, pero sin pistas que le quiten interés a lo que pasa. Oxenfree es un libro y una serie televisiva, si así queremos verlo.

El sistema de control es clásico, con el stick izquierdo que nos permite manejar directamente a los personajes. Podremos guiarlos por un escenario que se antoja como el de las aventuras gráficas clásicas. Arriba, abajo, izquierda y derecha es todo lo que necesitamos. Con esto podremos desplazarnos por un mundo plano, pero que visualmente nos da la cierta sensación de profundidad.

Oxenfree es una aventura conversacional… o algo así

Los más veteranos verán referencias a The Dig, a Loom y, sobre todo, a las aventuras conversacionales de hace más de tres décadas. Cuando el sonido era un lujo. Es decir, que prácticamente casi todo el tiempo nos debatimos entre diálogos y opciones de respuesta. Estas las damos con los botones X, Y y B, que nos brindan una historia concreta. Basada solo en las palabras, que cuentan ese libro interactivo al estilo de Elige tu propia aventura.

Análisis de Oxenfree en Xbox One.

Análisis de Oxenfree en Xbox One.

La inmersión está muy lograda, gracias a una música que reacciona bien a lo que sucede alrededor. Por unas interpretaciones que convencen. Aunque habrá a quien le sature tanto diálogo continuo, sobre todo por estar siempre en inglés. Al menos, podemos activar los subtítulos, también en la lengua de Spielberg. Aunque habría venido bien la posibilidad de adaptar la zona segura de la pantalla, para ponerlos en un lugar más visible. Esto es para nota, pero otros juegos lo tienen.

Otra de las características peculiares de Oxenfree es la radio. Un dial que justifica buena parte de lo que pasa en el entorno que nos encontramos. Una isla donde no llegan las ondas del exterior, pero que tiene ciertas frecuencias útiles. Música para amenizar los paseos, voces que explican mucho y sonidos que abren puertas. Al mismo tiempo, nos pone nerviosos y cambia el sentido de lo que parece una mera película interactiva, con diálogos casi ininterrumpidos.

El misterio, un diseño visual que parece gustar y la posibilidad de volver a empezar para tener un juego distinto, son las bazas de Oxenfree. Los puntos negativos pasan por tener algunos problemas de control en ciertos momentos, muy puntuales, así como que no seamos duchos en el inglés.

De unos años a esta parte, hemos visto juegos que dejan de lado eso, la parte jugable. Que se centran en los gráficos y en contar una historia de la que nos hacen partícipes. Libros que vemos en la pantalla. Pero Oxenfree no tiene la factura gráfica, los efectos especiales y la producción de otros. Aquí, lo importante es la actuación de los actores de doblaje y las historias que cuenta. El diálogo es la clave y nos engancha de una forma que podríamos llamar mágica.

Conecta con algo diferente llamado Oxenfree

Si consigues conectar con lo que pasa en pantalla y escuchas con Oxenfree, esta experiencia se convierte en algo excepcional. Te puedes centrar en lo que ves, pero conforme avanza el juego te das cuenta de que respondiste de una u otra manera tiempo atrás. Que las repercusiones de pulsar a loco se convierten en problemas o que tu historia no es la que habrías deseado. La sensación de desasosiego, de estar perdidos y de querer ver (escuchar) más nos lleva a pensar en lo que podría haber sido este juego con gráficos 3D de última generación. Incluso, si fuera una serie de Netflix o AMC. Vamos, que estamos ante algo diferente en Xbox One, eso, ante todo.

¿Es recomendable Oxenfree? Pues habrá quien diga que es lo mejor del año, y eso que acabamos de empezar. Lo tienen fácil. Pero es posible que dentro de once meses lo pongan aún en sus listas, porque se trata de algo especial. Con una historia que no nos dice lo que pasa hasta que apenas nos queda una hora. Su duración es una maravilla y los diálogos propios de una superproducción. Además, si Quantum Break no viene en castellano, está claro que un indie como este lo tenía imposible… Unepic mediante.

Brought by... Xbox.

Summary
Review Date
Reviewed Item
Oxenfree
Author Rating
31star1star1stargraygray
+ Es una verdadera aventura que los aficionados al género encontrarán cautivadora. Con una profundidad poco común, unos diálogos que ya quisieran grandes producciones y posibilidad de volver a jugarlo varias veces.
- Está totalmente en inglés. Tiene algunos bugs que dificultan el control en ciertas zonas. 19,99€ para un juego sin traducir puede doler a algunos.