Strike Suit Zero Director’s Cut despega en Xbox One con este análisis

Busca Strike Suit Zero Director's Cut si quieres un juego de naves para Xbox One, porque como verás en este análisis, no hay más donde rascar.
Nota

Strike Suit Zero Director’s Cut ha sido el primer título en llegar de id@Xbox. La iniciativa de Microsoft que intenta garantizar la calidad de los juegos independientes que se lanzan para la consola. Algo que, según comentan algunos desarrolladores, lo que consigue es que haya muchos menos juegos para la máquina de Microsoft, mientras la competencia se nutre de lanzamientos semanales desde que salieron al mercado. Pero, ¿qué tiene esta versión del director que no tengan las demás?

Con Strike Suit Zero Director’s Cut nos encontramos ante una experiencia que ya vimos en Windows hace un año. Se puede considerar un triunfo de Kickstarter.com, ya que gracias a esta iniciativa ha llegado a nuestros ordenadores y consolas. Pero, como título independiente, no aspira a lo que prometen con Star Citizen para PC. Es decir, nos encontramos ante un juego de naves sin una producción millonaria que nos haga pensar en una saga de George Lucas o Jerry Bruckheimer. Más bien, tenemos un Galactica, pero la serie por episodios y solo la parte en que las naves salían al espacio. Es decir, nos evitamos el culebrón, aunque perdemos también a Tricia Helfer.

Desde el principio del juego, a diferencia de la versión para PC, tenemos una experiencia que intenta ser amigable. Que nos mete en un conflicto interestelar donde nos invitan a salvar la Tierra y lo que representa. La política, la avaricia y el espíritu de supervivencia están presentes en una trama que tampoco importa demasiado. No porque la idea sea recurrente o nos importe más luchar, sino por los recursos técnicos que son pocos para mostrar animaciones o escenas que ayuden a la imaginación.

Strike Suite Zero promete mejoras en Xbox One

Strike Suite Zero Director’s Cut llega a Xbox One para inaugurar id@Xbox.

De todas formas, lo que tiene Strike Suit Zero Director’s Cut son naves y combates estelares. Esta es su esencia, junto a un desarrollo que requiere de nuestro esfuerzo para sentirnos protagonistas. Superado esto, que requiere un esfuerzo de más de media hora seguida, el resto depende de nuestra afición por el género. Uno que no ha vivido tiempos demasiado populares desde que murió la saga Wing Commander (aunque en Xbox 360 la intentaran revivir de mala gana).
Tenemos cuatro naves con categorías que nos harán vivir los combates de varias formas. Caza, bombardero, interceptor y Strike Suit hablan por sí mismos. Aunque este último es la evolución temporal de alguno de los anteriores, pues no solo nos presentan un juego de naves, sino que se transforman. Sí, al estilo de los Strike Suit Gundam, pasamos del control típico a algo más “humano”, mientras flotamos en el espacio y nos desplazamos en todos los ejes. Esta es otra seña de identicad del juego, más o menos explotada.

La ventaja táctica o de armamento que tiene cada cabina es superada totalmente por lo que hacen los trajes. Estos tienen varias evoluciones también, más ágil el Raptor y más armado el Marauder. Pero usar los suits depende de una barra de energía que debemos rellenar y aprovechar al máximo mientras se descarga.

El número de misiones nos puede tener diez horas frente a la pantalla sin problema. Pero también se incluye un sistema de eficiencia que nos hará repetir hasta conseguir que nuestras naves hayan evolucionado al máximo.
Los controles son el punto más delicado del juego. No es que hayan inventado nada, pero la falta de costumbre nos puede hacer pensar que no valemos para alistarnos. La curva de aprendizaje, eso sí, da unas alegrías muy grandes cuando se supera la primera hora o un poco más. Por eso de no tener que pensar lo que es arriba, abajo o dónde están los malos. Todo esto ha de ser automático y nuestra respuesta inmediata, que por algo somos quienes salvaremos la Tierra y tal.

La vista interior de Strike Suit Zero Directors Cut invita a usarla lo menos posible

La vista interior de Strike Suit Zero Directors Cut invita a usarla lo menos posible.

A nivel visual, aunque los desarrolladores afirman que han invertido muchas horas en mejorar respecto a PC, el resultado no pasa de ser aceptable. Carece de texturas que justifiquen los 8GB de RAM de Xbox One, la resolución general y el suavizado de líneas cumplen, todo se mueve de forma suave y los efectos tienen cierta gracia, pero solo en ocasiones. El juego no nos hace pensar que estemos en una parte recóndita y peligrosa del Universo y en ningún momento pensamos que estuviéramos frente a algo más que la pantalla de un juego de consola.

Como experiencia para un jugador, Strike Suit Zero Director’s Cut cumple con lo que pudriéramos esperar de un juego indie maduro. Uno que ha vivido una segunda juventud y que va de combates espaciales. Pero se echa en falta tener compañeros ahí arriba, con un modo cooperativo que habría sido todo un revulsivo para meternos en la cabina de cualquier nave. ¿Quizá para el siguiente?

Bring by Xbox

+ Una vez hechos a los controles se disfruta el vuelo. Invita a mejorar cada actuación y garantiza que volvamos a jugar una y otra vez. Nuestras naves se transforman en mechs que va por el espacio...
- El control mejoraría con más opciones. A nivel gráfico no nos mete mucho en situación. No tiene modos online más allá de los rankings.