Preparados para Xbox One X en XboxManiac

Estamos listos para recibir Xbox One X en XboxManiac, como miles o cientos de miles de aficionados que esperan la consola más potente para jugar mejor y disfrutar más.
Síguenos y da a Me gusta:

Desde 2002, hemos sido xboxers por aquí, hasta las últimas consecuencias. Ahora, estamos preparados para recibir Xbox One X en XboxManiac. Sabemos que el camino ha sido duro para Microsoft, también para nosotros. Hemos cambiado mucho, hemos crecido y madurado, unos más que otros. Pero estamos ilusionados, como si volviéramos a ser niños.

Recibir una consola nueva es todo un acontecimiento. No vemos Xbox One X como una mejora, ya no. Cuando anunciaron sus 6 TFLOPS sí que nos asustamos un poco. No comprendíamos que, para casi 2018, ese fuera el objetivo marcado. Nos parecía insuficiente para enfrentarse a cualquier PC. Pero ya hemos visto la bestia en funcionamiento. Con versiones de juegos que no están terminados y hardware de desarrollo… y nos ha convencido. ¿Estamos de acuerdo, Vincent?

Queremos Xbox One X en XboxManiac

¿Qué si estamos convencidos? No lo sabes bien. Ha sido algo más que jugar a Assassin’s Creed Origins, Sombras de Guerra, Gears of War 4, Super Lucky’s Tale o Forza Motorsport 7. Esto ha sido solo el aperitivo, en serio. Lo que hemos sentido está detrás de esos más de 150 juegos que van a intentar rascar algo más de lo normal en la consola. Hablamos de tiempos de carga reducidos, silencio, tamaño de la máquina, colocarla en vertical, que la fuente de alimentación esté dentro… Cosas que ya teníamos en Xbox One S, pero que aquí brillan aún más.

Al ver Xbox One X en XboxManiac nos sentimos orgullosos de ser xboxers otra vez. Microsoft la ha hecho grande por dentro y pequeña por fuera. Un imposible que cualquiera, sea de Sonyer o Nintendero, debe entender que nos gusta. Cuidado, que es contagioso. Pero lo difícil es apreciarlo solo en fotos o que te lo cuenten. Hay que sentirlo en persona y pulsar ese botón del mando o de la consola, para empezar a ver que el futuro nos ha alcanzado otra vez.

Juegos de la primera generación de Xbox cargan más rápido que si usáramos cartuchos. Títulos de Xbox 360 funcionan con mejoras que hacen pensar en versiones revisadas. Pero son los mismos, eso sí, nunca los habíamos jugado tan bien. Ni siquiera con sus versiones de PC, que no han envejecido tan bien o, sencillamente, nunca existieron.

Xbox One X a 4K, a 1080 o como quieras

Si te preguntabas cómo se ven los juegos, películas y cualquier aplicación a resolución 4K, enciende Xbox One X y ponte las pilas. Si no tienes un televisor compatible o no sabes ni lo que es HDR, tampoco pasa nada. Muchos juegos tendrán opciones para jugar a 1080 con una calidad excepcional. Las texturas en alta resolución, el sonido y la fluidez irán acompañadas de efectos gráficos muy avanzados. NO HACE FALTA UNA TELE 4K PARA EXPERIMENTAR EL PODER XBOX ONE X.

Xbox One X mesa de diseño

Aquí vemos Xbox One X en la mesa de diseño… toda una obra de arte y tecnología.

Esto es solo el principio. Por muy bien que pinte todo, resulta que estamos en los albores de esta llegada. Imagina lo que van a hacer los desarrolladores con 12 GB de memoria y 384GB/s de ancho de banda. Con unos tiempos de espera tan reducidos que son impensables en un PC. Xbox One X está llena de sorpresas que todavía no se han abierto. Ni siquiera debes pensar en que los juegos base, los que no van a tener parche, cargarán más rápido y rendirán mejor en Xbox One X que en Xbox One. Porque el camino que vamos a recorrer va a ser emocionante… Y todo va a llegar muy rápido. No tendremos que esperar años hasta que los desarrolladores “aprendan” a hacer juegos que aprovechen Xbox One X.

Juegos, accesorios, aplicaciones, cables y todo lo que tengas de Xbox One lo podrás usar en Xbox One X. Vale, no estamos ante una generación nueva como pasaba años atrás. Esta vez, no hay hardware incompatible ni juegos que mandar al armario. Hasta Kinect funciona en Xbox One X. Lo que tenemos es una familia de dispositivos, que van desde Xbox One, la primera, hasta Xbox One S, pasando por la Elite, que algunos usamos más que ninguna otra, por eso del disco híbrido.

Xbox One es más pequeña que Xbox One S

La Xbox One más pequeña por fuera, frente a Xbox One S

Si tienes Xbox One o Xbox One S, solo necesitas tener tu consola en la misma red para pasar todos los datos y tu perfil a tu nueva Xbox One X. La operación es rápida y sencilla, aunque podrás usar ambas máquinas, si así lo decides. De esta forma, podremos empezar a jugar con las mejoras de la nueva versión de forma muy inmediata.

Damos el salto a Xbox One X, sin duda

Arañamos un poco la superficie, con Minecraft o los juegos que vuelven desde Xbox 360 y su Kinect, que ahora no necesitan el accesorio… aunque puede usarse con ellos. Franquicias como Halo prometen volver a ser un referente en su género. Forza Motorsport 7 pinta eSport. Los títulos multiplataforma parecen tener prevista su mejor versión en Xbox One X. Todo son buenas noticias, aunque el precio, 499€, pueda resultarte un hándicap de primeras. La calidad, se paga, que decíamos en cierta vídeo-review.

Si das el salto desde Xbox One, ya tienes tu Communicator, seguro que cuentas con una cuenta Gold de Xbox Live, mandos no te faltarán, hasta puede que tengas unos auriculares de primera o Kinect. Pero, si entras de nuevas en Xbox, estás en su mejor momento. Con 53 millones de jugadores mensuales en Xbox Live, miles de juegos compatibles con la consola y el diseño más perfecto que hemos visto desde que llegó la primera en 2001.

Pulsa Xenon, la X que se ilumina en el mando y verás cómo ha evolucionado todo. Con tus amigos ahí, una interfaz que muestra lo que necesitas en menos de un segundo. Sin esperas, con muchas más posibilidades y tecnología realmente madura. Nada que ver con lo que nos encontramos en 2013, cuando llegó la primera Xbox One. En Xbox One X todo es mejor, no tenemos duda.

El 7 de noviembre tendremos consola nueva, juegos nuevos como Call of Duty WWII o Destiny 2 con mejoras para Xbox One X. Todo un catálogo de más de 2.000 títulos para recibir la máquina y muchos más por llegar. Además, esta máquina incluye mucho más que juegos. Porque su espíritu multimedia se mantiene y Netflix funciona de maravilla a 4K, mejor que en muchos televisores que se jactan de tener el reproductor compatible. Haz la prueba, verás que no solo se trata de tener Blu-Ray 4K integrado, sino que esta es la llave para mucho más entretenimiento. ¿Te hemos convencido? ¿Hacía falta preguntarlo?

Síguenos y da a Me gusta: