Actualización a Destiny 1.0.3 para Xbox One

Ya está aquí la actualización a Destiny 1.0.3 para Xbox One, que prepara el juego frente al primer DLC de pago, La profunda oscuridad.

Ya ha empezado a distribuirse la actualización a Destiny 1.0.3 para Xbox One. Un parche que arregla fallos, cambia cosas y nos prepara de cara a la llegada del primer gran DLC de pago para el juego, La profunda oscuridad. Una ampliación que incluye armas nuevas y equipamiento variado para usarlo en el modo historia, cooperativo y multijugador, así como misiones, un modo nuevo, una raid, etc.

La la actualización a Destiny 1.0.3 para Xbox One nos prepara frente a La profunda Oscuridad.

La la actualización a Destiny 1.0.3 para Xbox One nos prepara frente a La profunda Oscuridad.

En cuanto al parche, esa actualización a Destiny 1.0.3 para Xbox One, toda una larga lista de aspectos del juego. Empezando por las voces, donde incluye opciones sociales, de forma que se pueda acceder con facilidad al canal de equipo y hablar entre miembros, incluido el Crisol.

Las clases, sobre todo, verán fallos corregidos. Estos incluyen que se evite la teleportación al mismo sitio cuando hacemos una puntuación similar, la distribución correcta del daño en algunas misiones o que los hechiceros desmantelen correctamente los materiales Titan.

En el campo de las armas, se ha reducido el temblor que provocan los impactos de balas explosivas, entre otros aspectos, como la munición para la escopeta en el árbol de mejoras o los bonus, que se aplican cuando deben, en más casos.
Los engramas, que ya habían sido equilibrados para otorgar objetos acordes con su color, reciben otros pequeños ajustes. Lo mismo sucede con algunas misiones, como la Ciudad Enterrada, donde se han eliminado trucos varios.

Acceder a las misiones del Estandarte de hierro ahora requerirá un mínimo de nivel 20. Por debajo de este, solo se podrá ir de acompañante. Se amplían los niveles de reputación de Lord Saladin, hasta cinco, desde los tres anteriores y se añaden funciones nuevas.

Para los eventos públicos se ha incrementado el índice de aparición de estos, en torno a un 10 o 15%, con lo que será más sencillo encontrarlos en lugares públicos.

Los vendedores han recibido una serie de cambios que se empiezan a ver desde ya, con más información a la vista en algunos objetos y fallos solucionados. Lo mismo ha sucedido con la interfaz de combate, con más visibilidad para el estado de las granadas y objetivos, por ejemplo.

En la órbita, se ha añadido información extra para que sepamos más de los eventos, así como de la situación de los personajes, versión del juego, resumen de la partida, etc. En general, los menús han cambiado un poco, con una adaptación más acorde a distintos tipos de pantallas.

Por debajo de toda esta actualización a Destiny 1.0.3 para Xbox One, esta añade una serie de cambios necesarios para recibir el contenido de La profunda oscuridad. Este DLC, además, promete ser una añadido que no suponga una espera demasiado larga para los jugadores. Parte del material está ya en nuestros juegos, de serie, o gracias a las actualizaciones progresivas que hemos visto. Unas que, de paso, tardarán menos en descargarse gracias a esta nueva versión del juego.