Así es Xbox Live en Xbox One: menos dudas

Una de las piezas clave en el asentamiento de Microsoft con sus consolas es Xbox Live, ahora en Xbox One, su servicio digital para, entre muchas otras cosas, jugar online. Dado el auge en el que se encuentra Internet y sus derivados, era obvio que volvería más fuerte que nunca una vez que Xbox One irrumpiera en el mercado.

Cuando Microsoft presentó en sociedad a la sucesora de Xbox 360, se fueron haciendo públicas bastantes restricciones relacionadas precisamente con Xbox Live en Xbox One. Unas que no gustaron un pelo a los usuarios más tradicionales, como la imposibilidad de prestar un juego a un amigo o jugar offline, precisando al menos una conexión diaria para disfrutar, incluso sin conexión, de una partida a cualquier título. Medidas que, sin duda, estaban enfocadas a una generación que dada la respuesta de la comunidad tardará en llegar.

Xbox Live en Xbox One con XboxManiac.es

Xbox Live en Xbox One con XboxManiac.es

Poco después, Microsoft decidió dejarse guiar por la opinión popular. Al menos, así lo declararon sus responsables de forma pública, aunque se habla de una estrategia de marketing hilvanada con premeditación. No vamos a negar que tantas semanas de dudas, rumores y polémica ayudaban poco a formarnos una idea definitiva de cómo será Xbox Live en Xbox One, aunque a día de hoy, a falta de menos de dos meses de poder echar el guante a la consola, ya sabemos a grandes rasgos de lo que nos espera en con el servicio digital.

Desde la página oficial de los de Redmond podemos encontrar una interesante imagen que nos muestra la evolución de Xbox Live Gold (de pago y la conocida anteriormente como Silver, la vertiente gratuita y mucho más limitada) en su salto de Xbox 360 a Xbox One. En ambas consolas se comparten bases como jugar online, la presencia de Internet Explorer, ofertas en el bazar y alguna que otra aplicación que suele tener mucho más gancho (y chicha, para qué negarlo) en terreno norteamericano que en nuestras tierras.

En lo que respecta a las diferencias, con Xbox Live en Xbox One disfrutaremos de OneGuide, un servicio para ver la televisión de forma personalizada, con multitud de opciones: grabar los cinco últimos minutos de nuestras partidas y compartirlo por las redes sociales, hablar con nuestros amigos con un servicio de la categoría de Skype ( gigante adquirido por Microsoft) y SmartMach, el nombre al que responde el sistema que usarán los nuevos juegos para mejorar el emparejamiento online y así permitirnos jugar con los jugadores más adecuados a nuestro perfil.

Otro de los aspectos, que relativamente justificaba una conexión permanente, no es otra cosa que el procesamiento en la nube. Este consiste en que muchos cálculos que tuviera que llevar a cabo algún juego harán en un servidor externo. Esto liberará, supuestamente, a Xbox One de algunos recursos y potenciará así otros aspectos, como la inteligencia artificial y su evolución. En este sentido, la estabilidad de Xbox Live es un requisito obvio que esperamos que nos brinde grandes momentos. De momento, Forza Motorsport 5 será el primer juego en aprovechar estas posibilidades que ofrece la nube.

¿Te quedan un poco más claros estos aspectos básicos de Xbox Live en Xbox One o sigues con dudas sobre la nueva consola de Microsoft?


  • Yiyou

    Jugaremos con distintas consolas en las mismas carreras en Xbox Live?

    No lo tenía muy claro al ver el estado de mis amigos en Xbox Live con la One en el que dice “En línea jugando a Xbox One” sin decir a que juegas. Parece que si no pasas a la nueva generación no puedes ver información tan sencilla como esta. Entiendo que por tener una consola mejor puedas acceder a nuevas características, pero algo tan elemental..
    Al leer el articulo parece que queda claro que sí se podrá jugar al mismo juego en distintas consolas pero habrá otras diferencias.
    Parece que los usuarios de 360 vamos a pasar a un segundo plano en Xbox Live, se puede decir que es “normal” pero no me gusta.