Assassin’s Creed en 2016 no tendrá nueva entrega

Ubisoft lo ha confirmado, no habrá Assassin's Creed en 2016. La saga de asesinos y templarios se tomá un descanso para volver mejor que nunca.

A estas alturas de cualquier otro año ya teníamos las primeras filtraciones sobre el próximo juego de la saga Assassin’s Creed. Sin embargo, este año, silencio. Aún no sabíamos nada de la nueva entrega, ni una filtración, ni un rumor. Y empezó a barajarse la posibilidad de que en 2016 la saga descansara. Ayer Ubisoft lo hizo oficial: Assassin’s Creed en 2016 no tendrá nueva entrega principal de juegos. Sin embargo el fenómeno Assassin’s no para este año, ya que podremos disfrutar de la película a finales de año, los juegos que ya han salido de Chronicle, ect.

Assassin’s Creed en 2016 se toma un descanso y se va de vacaciones para mejorar.

Ubisoft lo ha confirmado con el siguiente comunicado dirigido a sus fans “Este año damos un paso atrás y vamos a re-examinar la franquicia Assassin’s Creed. Como resultado no habrá un nuevo Assassin’s Creed en 2016. Desde el lanzamiento de Unity hemos aprendido mucho con vuestro feedback. También hemos renovado nuestros procesos de desarrollo y nos hemos propuesto lograr que Assassin’s Creed sea un referente entre las franquicias de mundo abierto. Nos tomaremos este año para evolucionar las mecánicas de juego y para asegurarnos que el próximo Assassin’s Creed ofrezca un gameplay único y memorable que hará de la historia tu patio de recreo”

No habrá Assassin's Creed en 2016 y la saga se tomará un descanso hasta por lo menos 2017.

No habrá Assassin’s Creed en 2016 y la saga se tomará un descanso hasta por lo menos 2017.

Los rumores se han sucedido y ya se apunta que la entrega que en teoría vería la luz en 2017 estaría ambientada en el antiguo Egipto, con una mecánica parecida a la de The Witcher. De momento solo son rumores y especulaciones, pero Ubisoft tiene la pelota en su tejado y la oportunidad de conseguir sorprendernos de nuevo y de recuperar la confianza que ha perdido por el agotamiento de la saga.