Avance de Project CARS en Xbox One

Te traemos un avance de Project CARS en Xbox One para que rellenes los días mientras en Turn10 se deciden por enseñar algo más de Forza Motorsport 6.

Queda poco más de un mes para su lanzamiento. Y en este avance de Project CARS, nos gustaría transmitir el sufrimiento que tendremos que soportar este tiempo. Antes de hacernos con el simulador de conducción que tienen entre manos Slightly Mad Studios. Pondríamos la mano en el fuego, que será uno de los juegos del año.

De momento, nos tenemos que conformar con un avance de Project CARS...

De momento, nos tenemos que conformar con un avance de Project CARS…

 

Últimamente no nos sorprende ver títulos de conducción que como moscas en invierno. Y, obviamente, Project CARS no quiere ser uno de ellos. De echo, no lo será. También es cierto que hacerse un hueco, entre los dos grandes en la simulación de carreras, no es fácil. Pero Project CARS va por el camino de colarse entre Forza y Gran Turismo. Y no será fácil quitarlo de ahí. Por suerte para ellos, esto es un avance y tenemos que expresarnos con cautela y moderar nuestras palabras.

Project CARS es un juego multiplataforma de simulación de conducción, orientado a la competición. Este título no ha sido desarrollado en secreto y es que más de 80.000 usuarios han colaborado con él. Han dado sus opiniones y sugerencias, eso sí, con donaciones económicas previas. A cambio, han recibido betas del juego durante su proceso de desarrollo. También han colaborado pilotos profesionales, como Ben Collins, más conocido como Stig del programa de coches de la BBC, Top Gear.

Coches y circuitos en el avance de Project CARS

En Xbox One podremos disfrutarlo a 1080p y a 60 fps. De momento, Slightly Mad Studios no quiere hacer de este título un concesionario. En el juego base tendremos aproximadamente unos 100 vehículos a nuestra disposición. Pero sí que quiere transmitirnos el espíritu de Willy Fog, ya que si queremos elegir un circuito para echar una carrera tendremos hasta 40 opciones, divididas por todo el mundo. Nos complace anunciar que entorno a solo el 10% de los circuitos son inventados. Algunos de los destacados son Laguna Seca, Monza, Nurburgring Nordschleife, Hockenheim, Brands Hatch, Spa-Francorchamps, Imola, Montecarlo, Brno, Le Mans y muchos más. También tendremos contenido post-lanzamiento y sumaremos 15 circuitos más, estos de carácter más histórico como Monza 1967, Indianápolis, Spa Francorchamps clásico…

Volviendo al tema de los autos, a primera vista puede parecer que 100 coches contra los 200 de Forza Motorsport 5 y Forza Horizon 2 son pocos. P pero en una entrevista, Andy Tudor (Director creativo de Slightly Mad), confirma que existen coches en progreso, que se añadirán post-lanzamiento y que se están negociando futuras licencias. Los coches se dividen en: Track CARS (Ej. Ariel Atom), GT (Ej. McLaren MP4-12C GT3), Prototipo (Ej. Renault Alpine A450), Turismo (Ej. Mercedes AMG C-Class Coupé DTM), American Stock (Ej. Caper Stockcar), Carretera (Ej. Pagani Huayra), Fórmulas (Ej. Lotus 72, Lotus 98T, Formula A que es similar a un F1 de 2011) y Karts 125cc y 250 cc.

Project CARS es la revolución de los juegos de simulación de carreras. Nos quiere hacer sentir hasta la última sensación que vive un piloto de competición en un fin de semana de carreras. Aparte, estamos seguros que las vibraciones que transmitirá cada coche serán ampliamente satisfactorias. Tendremos que jugar de tú a tú con la tecnología que ha incorporado Slightly Mad. Live Track es un sistema dinámico de grip. A medida que avancen las vueltas en el fin de semana, se añadirá goma en el asfalto, como en la realidad. Sistema Team Radio, done Ben Collins grabó cerca de 600 mensajes de radio. Tendremos plena comunicación con nuestro equipo en boxes.

Se ha mejorado también la Inteligencia Artificial. Puede ser que en la pista estemos nosotros solos contra 20 Stephens Hawkings dispuestos a poner gomas de agua por la tormenta que se avecina, mientras creemos aún estar en el Caribe. El sistema climático que incorpora Project CARS parece mucho más que una simple llovizna a destiempo. Habrá hasta 14 tipos de clima a escoger o dejarlo aleatorio. Por lo que hemos visto en un vídeo gameplay, el modo de lluvia extrema es caótico y, mientras el corazón te dice que te la tienes que jugar, el cerebro te pide que levantes el pie del acelerador. Podremos plasmar nuestros proyectos pictóricos en los diseños de los coches, más o menos como en Forza. Si lo consideras una pérdida de tiempo, podrás obtener diseños de otros usuarios.

También contaremos con amplias configuraciones y setups para los coches. El más mínimo detalle podría ser motivo de celebración o de triste derrota. Por lo que hemos visto, si quieres ser el rey del online, tendrás que tomarte el juego con calma. Incluso con una libreta a mano para apuntar cada configuración y sensación al volante. Puede que sea exagerado, pero es lo que tendríamos que pedirle a un juego de simulación de conducción.

Para finalizar este avance de Project CARS,  tenemos que añadir el tema del Modo Carrera. Uno que incluye contratos a firmar y objetivos a cumplir. No tendremos que desbloquear otros campeonatos como pasa en Gran Turismo). Tendremos modos típicos de simple carrera o eventos de fin de semana, invitaciones a estos y el modo Multijugador de hasta 16 jugadores. Habrá un metódico control de tu reputación online, no solo con victorias o podios, sino también por colisiones, sanciones, tu voluntad por acabar una carrera perdida, entre muchas otras cosas.

Según deseamos con este avance de Project CARS, es un juego que debería tener toda persona amante de los videojuegos de coches. Uún así, será más complejo de lo que parece. Dominarlo en todos sus modos disponibles será solo para unos elegidos. Pero no podríamos acabar anunciando una buena noticia para el jugador. Más que DLC, el contenido post-lanzamiento vendrá influido por lo que pueda pasar en el mundo real. Por ejemplo hitos históricos, época del año, celebración de una carrera, etc. Esperando la respuesta de Forza Motorsport 6 a finales de este año, parece que Project CARS puede nublar nuestra vida social este verano.