Beta de Destiny en Xbox One para julio de 2014

Con un vídeo, la beta de Destiny en Xbox parece mucho más cercana. En concreto, este da el mes de julio de 2014 como indicado para probar su multijugador.

De acuerdo con el último vídeo de Destiny, la beta del juego llegará en julio a Xbox One y Xbox 360. Lo cual nos sorprende, pues después de la fase de pruebas para PS4 esperábamos que esto no pasara hasta finales de 2014.

Otro de los rumores que parecen acallarse es el retraso de Destiny para Xbox One hasta 2015. Una insinuación que tomó fuerza cuando Sony presentó el juego en su conferencia del E3 2014, además de tener decenas de PS4 con la demo en su stand. Parece que todo quedará en un adelanto de ciertos contenidos para la consola de Sony, mientras que estos llegarán más tarde a las demás plataformas. Un punto que, desde Bungie, defienden directamente. Es decir, “todas las versiones tendrán los mismos DLC y la experiencia será similar”. Esto incluye, también, que Destiny funcionará con una resolución de 1080p en Xbox One.

Sin una fecha concreta para la beta de Destiny en Xbox One, podemos hacer algunas conjeturas con lo que sabemos hasta ahora. Como que será una versión multijugador con modificaciones en jugabilidad respecto a lo probado en PS4. Además, tendrá contenido diferente al de esta, pues el objetivo es determinar cómo se comporta el servicio online Xbox LIVE. Uno que en Bungie conocen desde que nació con la primera Xbox, pero que con la llegada de la nube ha sufrido grandes cambios. Además, Bungie ha pasado de ser la desarrolladora que más influía en el crecimiento de Xbox LIVE a ser una más entre las “third parties”, con lo que también tienen cosas que aprender.

Destiny nos muestra sus clases en varios vídeos

Destiny nos muestra sus clases en varios vídeos.

Quizá Bungie eche de menos algunas de las herramientas que Microsoft les proporcionaba mientras estaban bajo su techo. Como el software de análisis de sesiones online, del que se aprovecharon con el multijugador de sus Halo. Uno que permitía recoger todo tipo de de datos y analizarlos en tiempo real, con millones de partidas simultáneas. Desde saber en qué zona del mapa se moría más hasta determinar la dificultad para acceder a ciertas armas, todo quedaba reflejado y los análisis se depuraban hasta ser totalmente útiles. Tecnología ahora propiedad de Microsoft, con la que durante una década consiguió depurar el sistema multijugador de Halo, por ejemplo.