Detalles de la actualización de febrero 2014 en Xbox One

La actualización de febrero 2014 para Xbox One añade muchas mejoras de rendimiento, compatibilidad para accesorios y hace más sencillo el uso de la interfaz de la consola.

Si has encendido tu Xbox One, ya habrás visto que está disponible la actualización de febrero 2014. Una primera parte de las dos que nos preparan de cara al lanzamiento de Titanfall, en marzo. Pero, también, un primer paso en la serie de cambios que Microsoft va a introducir en su consola durante este año. Algunos muy solicitados y otros que, inexplicablemente, no estaban con nosotros desde el primer día.

Algunas de las características más comentadas son la posibilidad de controlar el espacio disponible en el disco duro de Xbox One. Algo que, con la actualización de febrero 2014, podemos ver desde la sección de juegos o aplicaciones. A modo de resumen, tenemos un gráfico de tipo tarta y la consola calcula, en tiempo real, cómo vamos de espacio disponible. Algo que, en algunos casos, nos dará una idea de cuándo necesitaremos una unidad externa o empezar a borrar contenidos del disco interno. Como ejemplo práctico, con 13 juegos instalados, a una de nuestras máquinas de pruebas le quedan menos de 130GB libres.

Como hemos mencionado, también se han separado las apps de los juegos, con lo que ahora es más sencillo navegar entre los contenidos. Sin embargo, aún se echa en falta algo más de flexibilidad y opciones a la hora de ordenar los contenidos en pantalla. Una función que Xbox One hace de manera automática y no siempre a gusto del usuario. Al menos, ahora se puede elegir el orden en que se actualizan los juegos o se descargan los contenidos, con un indicador más fiable. Es decir, podemos decir adiós al error que nos obligaba a reiniciar la consola si una instalación o actualización fallaba.

 

Actualización de febrero 2014 en Xbox One

Actualización de febrero 2014 en Xbox One

Otro añadido de agradecer es el indicador de batería. Algo a lo que nos habíamos acostumbrado en Xbox 360 y que ahora, con Xbox One y su actualización de febrero 2014, ya podemos ver con solo pulsar el botón Xbox del mando. Por cierto, para quien se hubiera acostumbrado a tener un teclado inalábrico (o con cable…), también hay buenas noticias. Xbox One ya reconoce este tipo de dispositivos, que vienen bien para los mensajes de texto y, también, para meter códigos de descarga… en caso de no tener el QR correspondiente.

La lista sigue con más mejoras y cambios, que intentan dar estabilidad al sistema y agilizan su uso. Aunque aún hay aspectos, como el tiempo de instalación obligatoria, que se quedan para más adelante. Aquí tenemos un resumen con algunos puntos destacados más de la actualización de febrero 2014 para Xbox One:

  • Permite borrar datos de juegos y aplicaciones.
  • Mejoras en el gestor de instalaciones y DLC.
  • Acceso más rápido a logros, amigos, mensajes y charlas.
  • La aplicación Game DVR está en la guía, como una app más del canal.
  • Cambios en el indicador de actualización del sistema.
  • Mejor estabilidad al actualizar e instalar.
  • Listas separadas de instalación para aplicaciones y juegos.
  • Soporte para teclados USB, tanto con cable como inalámbricos.
  • Mejoras de red para la detección de NAT.
  • Resolución de problemas de red mejorada.
  • Mejoras en la reproducción de Blu-Ray.
  • Mejoras notables en estabilidad y rendimiento.