El desarrollo de Child of Light 2 es posible

Solo hace falta que UbiSoft de luz verde al desarrollo de Child of Light 2 para que lo veamos hecho realidad. La rentabilidad del primero sería la excusa.

Según leemos en JStationx.com, el desarrollo de Child of Light 2 sería más que justificable. Así lo comenta el director de desarrollo del primer juego, Patrick Plourde, que confirma la rentabilidad del mismo. Algo que, con un diseño tan diferente como tuvo el título de Ubisoft, no parecía garantizado y nos sonaba más a experimento. Uno que parece haber ido bien y que ha reafirmado las posibilidades del motor UbiArt Framework Engine. El mismo que se ha convertido en sinónimo de Rayman, en los últimos tiempos.

El desarrollo de Child of Light 2 depende de las ganas que ponga UbiSoft.

El desarrollo de Child of Light 2 depende de las ganas que ponga UbiSoft.

Con Child of Light, sus responsables se arriesgaron a convertir en protagonista a una niña. La vimos crecer, como en cualquier juego de rol, pero de una forma diferente a la que experimentamos la mayoría de las veces. Es decir, la base de un título así es mejorar, adquirir experiencia y conseguir una meta, algo que Child of Light nos daba con un sistema de combates menos atrayente que el resto del juego. Pero también nos rodeaba de una ambientación distinta, donde los artistas gráficos dejaron cada grano de imaginación y variedad posible. Como todo lo artístico, el título de Ubisoft Montreal ha tenido sus detractores y defensores, con argumentos de todos los colores.

Ahora bien, con un juego que llamó la atención en su presentación inicial. Que atrajo a muchos jugadores a comprarlo y que, sobre todo, tuvo una producción de pocos millones de dólares, los beneficios no tardaron en llegar. El balance, según lo ve Plourde, ha sido positivo. No al nivel de un Assassins Creed, pero sí en proporción a la inversión. Lo cual le deja pensar en que merece la pena el desarrollo de Child of Light 2. Pero no lo confirma y, además, ha confirmado que ahora se encuentra centrado en otro tipo de proyectos.

De la experiencia, a la hora de crear el juego, saca lo mucho que aprendió el equipo en torno al desarrollo de RPG. Las mecánicas, sobre todo, parecen controladas y parecen ser un grupo capaz de mejorar mucho la idea inicial, en caso de volver a reunirse. Todo queda en manos de UbiSoft, que durante los últimos años ha parecido propiciar el desarrollo de títulos “menores”, pero muy centrados en la parte artística, con el ejemplo más reciente de Valiant Hearts o Rayman Legends. ¿Será Prince of Persia el siguiente?