El futuro de Minecraft Xbox One y 360

Desde Mojang explican cómo serán el futuro Minecraft Xbox One y cómo se renovará en Xbox 360, además de cómo importar partidas de uno versión a otro.

Minecraft Xbox One está listo para llegar a nuestras consolas, desde el 5 de septiembre en Xbox LIVE, a falta de que las distintas versiones tengan todo en su sitio y se pueda hacer un lanzamiento simultáneo. Sin embargo, conviene aclarar algunos aspectos que en Mojang han tenido a bien explicar.

Un futuro Minecraft Xbox One puede descolgarse del de 360, pero de momento seguirán en paralelo.

Un futuro Minecraft Xbox One puede descolgarse del de 360, pero de momento seguirán en paralelo.

Una de las principales dudas sobre el futuro de Minecraft Xbox One y 360 es cómo se podrá importar una partida que ya tenemos en marcha. Esto se ha conseguido gracias a la nube, pero hay que aclarar el proceso. 360 usa unos servidores y Xbox One otros, con lo que es necesario subir nuestras partidas desde la consola antigua y, luego, importarlas en la nueva. El proceso inverso no será posible.

Otra opción es utilizar una llave USB para llevar una partida de una consola a otra. En este caso también es necesaria una conexión a Xbox LIVE, pero será posible con una gratuita. No hará falta Gold, pero sí este chequeo para comprobar que el usuario ha jugado a Minecraft en Xbox 360. Eso sí, la actualización tendrá un coste de 5 dólares al cambio y solo se podrán exportar mundos concretos, no todas las partidas de golpe.

Las cosas están así, de momento. El motivo para tantas dificultades es el tamaño de los archivos que graba Minecraft. Estos ocupan mucho espacio, a pesar de métodos de compresión nuevos, con lo que puede convertirse en un proceso un poco lento.

En Minecraft Xbox One tendremos mundos 36 veces más grandes, con lo que se explica la imposibilidad de importar sus mundos a la generación anterior. Otras diferencias son la distancia de dibujado o la iluminación, así como ciertos detalles que solo estarán en la nueva generación.

Una noticia más es que en el futuro de Minecraft Xbox One se contemplan descargas de forma contínua. Es decir, en Mojang tienen preparados muchos contenidos y plantean un futuro en el que dar soporte a todas las plataformas, independientemente del número de usuarios que tengan. Se ha simplificado el desarrollo y habrá más fluidez a la hora de aprobar cada añadido. Es decir, no habrá que esperar un mes desde que se termina un contenido hasta que no disfrutemos en Xbox One. Además, se espera que sigan las actualizaciones gratuitas, junto a contenidos de pago.

¿Y los Juegos del hambre en Minecraft para Xbox One? Es una posibilidad, pero puede ser una descarga por separado, que también llegaría a Xbox 360. De momento, la intención es que el juego desembarque en las mejores condiciones y, una vez aterrizado, ya se incluirán más cosas para la comunidad. Como el caballo, que vendrá con una actualización, más adelante. ¿Te apetece echarle el guante a este futuro de Minecraft Xbox One?