Los ingresos con Xbox crecen un 34% en el último año

La cuenta de ingresos con Xbox hace que su parcela dentro de Microsoft crezca 1.700 millones de dólares en el último año fiscal.

Microsoft ha presentado cuentas y los ingresos con Xbox One han crecido un 34% respecto al período anterior. En concreto, hablan de un incremento de 1.700 millones de dólares que parecen responsabilidad directa de las ventas de nueva generación.

Los ingresos con Xbox One se suman a los de su división, que ha crecido un 34% en un año.

Los ingresos con Xbox One se suman a los de su división, que ha crecido un 34% en un año.

Sin embargo, también podemos decir que a la anterior consola empieza a llegarle su jubilación. El descenso en ventas de Xbox 360 ha sido notable y la división que engloba también a esta ha visto un descenso notable en sus resultados. El bruto de la división que incluye Computing and Gaming Hardware bajó ligeramente, debido a un incremento de costes hasta 3.200 millones de dólares. Esto supone 400 millones de dólares más gastados que el año anterior.

El montante del lanzamiento de la nueva generación de consolas ha crecido 2.100 millones o un 72%. El motivo ha sido un incremento del número de máquinas fabricadas, con su coste asociado, así como el correspondiente desembolso que ha precisado Xbox One para su lanzamiento.

Solo hablamos de cambios de un año a otro. De un período de 12 meses en los que hemos visto cómo llegaba una consola nueva, en noviembre de 2013. Pero, también, comprobamos la importancia del negocio de las consolas para Microsoft. Estas diferencias anuales en el volumen de negocio indican que Xbox es más importante cada vez. Aunque sea solo en la cantidad de dinero que mueve dentro de la estructura de los de Redmond.

Estos datos de más arriba nos indican que Microsoft se ha gastado en torno a 5.000 millones de dólares los meses que han rodeado al lanzamiento de su nueva generación. Estos se han repartido también con Xbox 360. Pero además vemos que los ingresos han llegado a los 7.100 millones de dólares con Xbox. Sin embargo, no sabemos qué beneficios reales ha dado a Microsoft su aventura en el sector de los videojuegos esta temporada.

De todas formas, al observar con detalle el hardware de Xbox One, parece claro que la consola ha sido diseñada para que sus costes de fabricación se reduzcan notablemente. De momento, solo el descenso en el precio de la RAM, por ejemplo, nos puede dar una pista sobre lo que Microsoft ahorra cada año. Pero una cosa está clara, Xbox mueve mucho dinero.