La beta de The Elder Scrolls Online cerca de Xbox One

Una encuesta pone la beta de The Elder Scrolls Online cerca de Xbox One, con la campaña de inscripción ya en marcha y una encuesta para los elegidos.

Si eres de los que esperan jugar a la beta de The Elder Scrolls Online en Xbox One, quizá te queden pocos días para empezar el test. El juego estará aquí antes de verano, con todas las actualizaciones y mejoras que hayan llegado al PC hasta el día de lanzamiento. Al menos, ese es el plan, aunque según los desarrolladores habrá diferencias entre versiones. Unas obvias en el control, pero que se tuvieron en cuenta desde que empezó el proyecto.

La beta de The Elder Scrolls Online está cerca de Xbox One.

La beta de The Elder Scrolls Online está cerca de Xbox One.

Además de un mensaje en el que se avisa a quien está en la lista de inscritos, desde Zenimax han lanzado también una encuesta. En esta se pide opinión para confirmar nuestro interés por el período de pruebas, así como el servidor que mejor nos vendría, entre Norteamérica y Europa.

Si tenemos en cuenta que la beta de The Elder Scrolls Online ha de terminar antes del 9 de junio, tenemos menos de dos meses para que Bethesda se ponga las pilas con el test. Aunque, si nos permiten mantener los personajes, sin cargo, y jugar hasta el mismo día del lanzamiento… no nos importaría en absoluto que se extendiera hasta entonces.

Nuestra apuesta es que antes de que acabe abril veremos nuevos códigos de acceso a la beta de The Elder Scrolls y los primeros afortunados estarán ya por ese Cyrodill en la nube. Recordemos que la versión para Xbox One no requerirá pagos mensuales, al igual que la de PC desde el 17 de marzo. Solo tendremos que comprar el juego base y registrarnos en el servidor de turno para jugar. El mantenimiento será a base de micropagos, como en otros juegos Free2Play o Buy2Play, en este caso.

La beta de The Elder Scrolls Online en Xbox One requerirá de Xbox LIVE Gold para jugarla. Al igual que el juego final. Con lo que, en realidad, sí que necesitaremos un pago periódico. Eso sí, repartido entre otros servicios propios de la consola.