La Realidad Virtual de Microsoft avanza con Qualcomm

Desde la compra de ODG, la Realidad Virtual de Microsoft ha avanzado con novedades en cuanto a hardware, software y servicios más allá de Xbox One.

Si esperas unas gafas VR para Xbox One, sigue esperando. Pero no dejes de echar un vistazo a lo que rodea la tecnología de los de Redmond. La Realidad Virtual de Microsoft se puede tocar desde hace meses. Cuando la compañía compró ODG por 150 millones de dólares y empezó el secretismo en torno a varios de sus desarrollos.

Entre medias, hemos visto algunas cosas interesantes como RoomAlive. Una forma de mezclar realidad virtual, aumentada, Kinect, la tecnología de Xbox, proyectores… Vamos, una demostración de algo que suena a ciencia ficción de la buena. Pero que de momento no parece que sea comercialmente viable.

Mientras que RoomAlive parece usar hasta siete proyectores con varios sensores tipo Kinect, en Microsoft tienen tecnología propia para dar otras soluciones más asequibles y sencillas de usar. Aquí es donde volvemos a la compra de una empresa líder en el campo de la Realidad Aumentada y las gafas de VR, ODG. Estos han seguido con su hoja de ruta y recientemente han mostrado el modelo R-7. Un dispositivo ligero que dispone de varias funciones, más flexible que Oculus Rift y aparentemente mucho más potente que otras iniciativas.

La Realidad Virtual de Microsoft puede pasar por Xbox One

El corazón de ODG R-7 es un procesador diseñado por Qualcomm, un Snapdragon 805 de bajo consumo, que se acompaña de una GPU Adreno 420. Componentes que nos pueden sonar a teléfono móvil o tablet, pero que se integran dentro de unas gafas que varían su función entre Realidad Virtual, aumentada y la visión simulada de una pantalla HD de más de 50″ a unos tres metros de distancia. A esto se unen varios tipos de sensores de posición, movimiento, sonido, iluminación, etc. Vamos, que a nosotros nos parece el accesorio perfecto para Kinect y Xbox One.

La Realidad Virtual de Microsoft avanza con el modelo R-7 de su filial ODG.

La Realidad Virtual de Microsoft avanza con el modelo R-7 de su filial ODG.

De momento, parece que la Realidad Vitual de Microsoft va en paralelo a Xbox One. Las sinergias entre ambos mundos son muchas y tanto Sony como Samsung parecen interesados en que los juegos lleguen al salón por esta vía. En los ejemplos que vemos, de momento, se presentan muchas aplicaciones profesionales. Pero da la sensación de que Microsoft espera el momento idóneo para mostrar algo más centrado en el terreno de los videojuegos con gafas… ¿Te imaginas la combinación de la pantalla de televisión, con opción 3D, las gafas de Realidad Virtual y Aumentada, junto a Kinect? Nosotros empezamos a hacerlo, cada vez con más frecuencia.