Lanzamiento de Microsoft Band desde ya

Ya podemos hablar del lanzamiento de Microsoft Band, que viene a ser algo más que un reloj inteligente o SmartWatch. Forma parte del futuro de Xbox One.

Era un rumor a gritos, pero ya tenemos aquí el lanzamiento de Microsoft Band. Un smartwacth que se une a la colección puesta de moda por marcas como Samsung, LG, Motorola o hasta Apple, cuando lancen el suyo. Y se ha hecho esperar, porque oíamos comentarios del dispositivo de Microsoft desde hace casi una década. Con un repunte notable cuando llegó la primera versión de Kinect y algunos pensamos en lo que daría de sí una pulsera que añadiera más información a nuestras Xbox 360.

El lanzamiento de Microsoft Band no nos pilla por sorpresa.

El lanzamiento de Microsoft Band no nos pilla por sorpresa.

La nube, las aplicaciones enfocadas a la salud y el ejercicio físico o los juegos están entre los objetivos más obvios para el lanzamiento de Microsoft Band. Un producto que no parece hecho para todo el mundo, de primeras, pues se sitúa en la misma banda de precios que otros modelos que pueden considerarse competencia. En tiendas Microsoft y online, su precio es de 199 dólares.

El producto se dedica a llevar un seguimiento de la actividad diaria y es compatible con Android, iOS o Windows Phone. Con lo que podemos verlo como otra plataforma más que se une a las desarrolladas por Google, Samsung o Apple, así como las que aprovechan marcas más especializadas en salud y activicades deportivas. Los responsables de Runkeeper, Gold’s Gym y MyFitnessPal ya han anunciado su compatibilidad con el dispositivo de Microsoft, así que podremos seguir con nuestros registros, si ya somos usuarios de sus apps y servicios.

A nivel de hardware, Microsoft Band dispone de una pantalla de 1,4″. Esta ofrece resolución nativa de 320×106 píxeles. Su batería es capaz de aguantar dos días completos de uso, sin GPS activado. El rango de sensores va desde varios acelerómetros 3D, posicionamiento, iluminación, micrófono, etc. hasta sensores de temperatura, humedad, respuesta galvánica de la piel… Vamos, que está diseñado para no quitárnoslo en todo el día. Aunque lo de recargarlo casi a diario sigue siendo uno de los puntos negativos de estos dispositivos, común a toda la industria.

Para comunicarse con tablets, móviles, etc. dispone de compatibilidad con Bluetooth 4.0 (LE). Al disponer de micrófono, quizá sirva para evitar sacar el teléfono del bolsillo y responder llamadas. Aunque esto tendremos que probarlo para ver cómo lo han solucionado en Microsoft. ¿Alguien de aquí sabe quién es Dick Tracy?

En cuanto a la relación con Xbox One, el lanzamiento de Microsoft Band llegará con algunos extras que se unirán a Xbox Fitness. Aunque, en principio, será de forma un tanto experimental. El ritmo cardíaco ya lo controla la consola con Kinect, pero la sensibilidad de la pulsera dará más precisión a la información. El contador de pasos, escalones, calorías u horas de sueño puede hacer que veamos una nueva revolución en torno a Xbox One y los juegos o aplicaciones para la salud/ejercicio. Tendremos que esperar a ver cómo se suman los recursos, pero ya podemos buscar unas buenas mayas, pantalones o zapatillas que conjunten.

¿Y qué información nos ofrece Microsoft Band, aparte de la hora? Pues el tiempo, finanzas, cronómetro… Vamos, las apps básicas que tenemos en cualquier dispositivo con Windows 8.1, que parece su Sistema Operativo idóneo para exprimir este SmartWatch.

¿Crees que es un buen paso el lanzamiento de Microsoft Band o aún ves la tecnología inmadura, por el tema de autonomía y rendimiento, como pasa con productos de la competencia?