Sobre el lanzamiento de Xbox One en Japón

Spencer se muestra impaciente con el lanzamiento de Xbox One en Japón, y Sensui ha hablado de futuros títulos creados en el panorama nacional japonés.

Microsoft parece haber trazado un existoso plan para el lanzamiento de Xbox One en Japón. Un número considerable de webs japonesas ya trabajan junto a la empresa de Bill Gates para abrir apartados que cubran el evento del lanzamiento de la videoconsola en el país el próximo 4 de septiembre.

Sobre el lanzamiento de Xbox One

En Japón, Xbox One se venderá con y sin Kinect desde su lanzamiento.

Takashi Sensui, director de la división japonesa de Xbox, ha hablado a través de la revista Famitsu sobre los videojuegos desarrollados en el territorio nacional para la última máquina de Microsoft, en una publicación que recoge todas las declaraciones del directivo desde su primera entrevista en el E3 2014: “Por supuesto que habrá [videojuegos creados por estudios japoneses]. En el futuro, los títulos hechos por desarrolladores nacionales vendrán uno tras otro. Después de todo, como he dicho antes, os hemos hecho esperar”.

Mientras tanto, Phil Spencer también se muestra ansioso a través de Twitter por el lanzamiento de Xbox One en Japón: “Estaremos en Japón en septiembre. Japón no siempre ha sido el mercado más fácil para nosotros. Será bueno para ponernos en marcha y estar en el TGS (Tokyio Game Show)”. La multinacional estadounidense destacó el año pasado en esta convención con Titanfall como principal protagonista.

Una semana antes del E3 2014 se anunció la puesta en el mercado de Xbox One sin Kinect. Durante la convención, Sensuí asegúro a la misma revista antes mencionada estar muy ilusionado con el futuro lanzamiento de Xbox One en Japón, y que apoyaba la comercialización de una versión sin Kinect. Para él, el usuario será quien decidirá, porque la experiencia de Xbox One la puedes vivir tanto con el periférico como sin él.

De momento parece que la tendencia es clara, al menos en Estados Unidos, donde hoy  Xbox ha anunciado que las ventas de su videoconsola se han doblado en junio con respecto al mes anterior, cuando aun Kinect estaba presente en toda Xbox One que se vendía. Recordamos que la comercialización de Xbox sin Kinect ha permitido rebajar la máquina en unos 100 euros, y le ha permitido competir directamente con PS4 en precio. Además, Xbox One podría obtener un extra de potencia que podría catapultar a sus videojuegos a la ansiada resolución 1080p.