Lionhead Incubation se hace oficial y recibe amor

La semillita de Peter Molineux se ha convertido en Lionhead Incubation, un proyecto que suma puntos a los creadores de Fable.

Lionhead Incubation nos debería sonar de los tiempos en que Peter Molyneux era el jefe de la desarrolladora que creó. Pero, eso sí, en la época que también fue director creativo de Microsoft Games Studios. Una de la que supimos su final durante la Games Developers Conference de San Francisco en 2012. El Señor Batidora, Sir Peter, ¡oh, Sir Peter!, dejó un trocito de sí mismo por ahí perdido… y ahora empiezan a verse sus brotes verdes, ¿es esto lo que pasa, realmente, o se había roto la máquina de materializar ideas?

¿Conseguirá Lionhead Incubation que recuperemos la ilusión con algo distinto a Fable?

¿Conseguirá Lionhead Incubation que recuperemos la ilusión con algo distinto a Fable?

Precisamente, hablar de Lionhead Incubation es hacerlo de un proyecto del que supimos hace más de dos años. Cuando nos enteramos de las quedadas que hacían en Lionhead, con un día en que el personal se disfrazaba, llevaban comida, bebida y presentaban lo que habían hecho en sus ratos libres. Algunos de esos proyectos se materializaron en forma de, por ejemplo, Fable Heroes. Otros, mucho más interesantes, nunca llegaron a salir de las oficinas o solo se enseñaron a algunos afortunados fuera de estas.

Ahora, lo que tenemos delante es la oficialización de esa iniciativa que busca dejar volar el talento. Que la creatividad sobresalga más allá de lo que es un lanzamiento importante cada dos o tres años. Si hay una idea buena, con Lionhead Incubation debería ser más sencillo que se convierta en un juego que podamos disfrutar. Al menos, esa es la sensación que nos produce por ahora.

Lionhead Incubation… ¿Es el momento?

Con Fable Legends en el punto de mira, como juego online que rompe con el concepto que teníamos de la saga de rol, los esfuerzos parecen encaminados a que sea un éxito. Un tower defense al estilo Lionhead, donde controlamos a buenos, malos y que recuerda un poco al mitico Dungeon Keeper que nació bajo el mismo techo… aunque acabara en manos de Electronic Arts. Al mismo tiempo, según vemos en un twitt y el blog correspondiente, el departamento de ideas de Lionhead es oficial.

Según cuentan, los proyectos que tienen en sus discos duros, los que crean para practicar o enseñar a sus superiores, ya no se quedarán perdidos entre emails y fotos de vacaciones. Ahora tendrán muchas más posibilidades de convertirse en juegos de verdad que podremos disfrutar y criticar. En títulos que empezaremos a ver, como si se tratara de Kickstarter, para que mostremos nuestro apoyo y los jefes de Microsoft vean que tienen futuro. Desde la lejanía, parece una forma más de alimentar id@Xbox y que sus cláusulas más conflictivas pasen a segundo plano. Que todo quede en casa. Pero no es cuestión de quitar ilusiones antes de crearlas, ¿verdad?

Lionhead Incubation parece ser otro cambio más en la política de Microsoft a la hora de crear juegos. En esta transformación que parecen mostrar al mundo, frente a la imagen de compañía preocupada en que los accionistas estén contentos cada mes de abril. ¿Sabrán encauzar la idea o volveremos a los tiempos oscuros en que solo parecía importar que hubiera más juegos compatibles con Kinect en las estanterías de las tiendas? ¿Sabes por qué Peter Molyneux está obsesionado con maltratar gallinas? Nosotros sí…