Menos microtransacciones para Project Spark en Xbox One

Team Dakota ha dado marcha atrás con las microtransacciones en Project Spark, ahora que tienen la opinión de cientos de miles de jugadores en la beta.

La beta de Project Spark en Xbox One no solo ha servido para que veamos lo que da de sí el motor Unity. También ha sido un buen motivo para pasar más horas delante de la consola, aunque sea con unas pocas opciones desbloqueadas. Las que Team Dakota a tenido a bien dejarnos usar, de momento.

Pero no solo hemos sido sujetos de pruebas, los que hemos jugado a Project Spark, sino que hemos cambiado algo importante. El sistema de micropagos va a cambiar en el juego final. Ya no nos obligarán a comprar tiempo con dinero real o, al menos, eso parece desprenderse de las declaraciones de los responsables.

Los usuarios no han visto con buenos ojos que, quien pague, sea quien más tiempo pueda pasar jugando. Independientemente de su creatividad, talento o ganas de contribuir a la comunidad. Así, los tokens que permiten desbloquear algunos elementos de Project Spark se podrán comprar igualmente. Pero también se podrán desbloquear a base de echarle horas. Es decir, algo similar a muchos títulos Free2Play que hay disponibles en PC, móviles o Xbox 360, con el ejemplo de World of Tanks, sin ir más lejos.

 

Project Spark en Xbox One ha servido para que cambie su modelo económico

La beta de Project Spark en Xbox One ha servido para que cambie su modelo económico.

El bautizado como Spark Power se ha alterado y le han cambiado el nombre a Spark Platinum. Este ofrecerá bonus de experiencia y más slots para subir elementos. Eso sí, a cambio de un pago, aunque afirman que este será menor que el previsto inicialmente.

Movimientos como estos de Project Spark nos dejan ver cómo cambia Microsoft sus planes. Como nos contaba Victor Kislyi, fundador de Wargaming.net, hay mucho que hacer con Xbox 360 y Xbox One. Muchas normas que cambiar dentro de la propia Microsoft y, entre todos, deben aprender lo antes posible a ser abiertos a ciertos modelos de negocio.

Nosotros somos muy fans de Victor Kislyi, así que no tenemos objeción alguna a sus palabras.