Microsoft adquiere Beam, un servicio de streamings

Con el auge de los servicios de streaming, Microsoft adquiere Beam, que se basa en una experiencia interactiva entre jugador y espectador.
Síguenos y da a Me gusta:

Si te gusta estar al día de las noticias del mundo de los streamings de juegos, presta atención, pues acaba de ser anunciado que Microsoft adquiere Beam, un servicio de streaming en directo interactivo que permite a los jugadores ver y jugar junto a los streamers en tiempo real.

Microsoft adquiere Beam, un servicio de streamings basado en la posibilidad de interactuar con el streamer.

Microsoft adquiere Beam, un servicio de streamings basado en la posibilidad de interactuar con el streamer.

La compañía estadounidense no solo ha adquirido los derechos sobre los servicios, sino que se lleva a todo el equipo de Beam, que se unirá a la estructura de Xbox para colaborar dentro de la organización interna de la división de videojuegos y ocio digital. Microsoft se une así a la liga de grandes empresas que quiere participar del gran potencial y la popularidad que están ganando los streamings de videojuegos, como pasó hace relativamente poco tiempo con la adquisición de Twitch por parte del gigante de las compras digitales Amazon.

Microsoft adquiere Beam para integrarlo en Xbox

Pero, ¿qué hace especial a Beam? El nuevo servicio propiedad de Microsoft ha sabido diferenciarse de la competencia transformando una experiencia tan pasiva como ver a alguien jugar, a una experiencia interactiva en la que los espectadores de un streaming pueden unirse al jugador de alguna forma determinada, según lo que permita el propio título en sí. Un ejemplo lo tenemos en el tremendamente popular Minecraft el cual, al realizarse el streaming a través de Beam, permite a los espectadores desafiar al jugador con diversos retos, o tomar algunas decisiones en directo que afectarán a la partida del jugador, como cambiar los objetivos de una misión, controlar la elección de equipo del avatar o algunos cambios visuales.

Sin duda una vuelta de tuerca a la forma que tenemos de ver y realizar streamings, que de integrarse en nuestras consolas Xbox podría aportar cosas realmente interesantes a nuestro modo de jugar y compartir cosas con el mundo. Queda, por tanto, ver como le saca partido Microsoft a esta nueva adquisición.

Síguenos y da a Me gusta: