Microsoft venderá Xbox One y Kinect por separado

Según Microsoft, Xbox One es mejor con Kinect. Aun así, venderá Xbox One y Kinect por separado, costando el periférico 150 euros con un juego.

Edición de última hora: Microsoft hará llegar Kinect por separado a España el 14 de octubre a un precio de 149,99 euros y con una copia digital de Dance Central Spotlight para que saquemos todo el ritmo que llevamos dentro.


Texto original: Tras hacer público que Xbox One se vendería próximamente sin Kinect de serie, rebajando así el precio de la consola y acortando distancia en la cruenta guerra psicológica con PS4, era cuestión de tiempo que Microsoft anunciara que podremos conseguir Kinect por separado. Vaya, que la idea es que la gente pueda redimirse por evitar el periférico pasando por caja.

Y es que aunque Microsoft recule por segunda vez en lo que respecta a Kinect (va a una por generación), si se da la opción de no adquirir el periférico con la consola, es obvio que debe ofrecerse también la opción de comprar Kinect por separado. Sigue formando parte, pese a que ahora en un segundo plano, de la estrategia de Xbox One para triunfar en la presente generación. Es una herramienta más, junto a SmartGlass, que hace de la sucesora de Xbox 360 una plataforma con muchas posibilidades. Las actualizaciones mensuales también ayudan en este sentido a adaptar la consola a las necesidades de los usuarios.

Xbox One es mejor con Kinect, pero Microsoft venderá Kinect por separado a partir del 7 de octubre.

Según Microsoft, Xbox One es mejor con Kinect, pero venderá Kinect por separado a partir del 7 de octubre en Estados Unidos a un precio de 150 dólares, viniendo con Dance Central Spotlight bajo el brazo.

Los packs de Xbox One con Kinect cuestan, aproximadamente, 500 euros. Sin el periférico no es difícil encontrar alguna Xbox One por 400 euros. No hay que ser muy avispados para imaginar, pues, que Kinect debe costar 100 euros, así a ojo. Pues os sorprenderá saber que comprar Kinect por separado será algo más caro, yéndose a los 150 euros. Realmente el precio tendría que ser en dólares, pero ya sabéis que la conversión suele ir en nuestra contra, por lo que es difícil equivocarse.

De momento, podremos encontrar Kinect por separado a partir del 14 de octubre, pero sólo en Estados Unidos. En el pack viene añadida una copia de Dance Central Spotlight, uno de los mejores juegos del catálogo centrado en el periférico que no termina de explotar en la faceta jugable pese a ser un portento fruto de la visión artificial. Y, por muchas aplicaciones secundarias que pueda tener una consola, los juegos son la piedra angular de cualquiera de ellas.

Todavía no sabemos cuándo ni cómo llegará dicho pack a Europa, pero está claro que tarde o temprano lo hará. Hasta entonces, ¿qué os parece la jugada de Microsoft? ¿150 euros por Kinect y packs de Xbox One por 400 euros os resulta una oferta más tentadora?