Nueva normativa para monetizar vídeos de Microsoft a la vista

Monetizar vídeos de Microsoft se vuelve algo más complicado tras las últimas declaraciones de Microsoft Studios sobre el peliagudo tema de los derechos.
Síguenos y da a Me gusta:

Si sois asiduos a retransmitir/grabar vuestros propios gameplays o a ver los que cuelga la gente en las redes, os interesará saber que las normas para monetizar vídeos de Microsoft han cambiado bastante tras las últimas declaraciones de Microsoft Studios, que entra en la relativamente reciente guerra de quién se lleva la mayor parte del pastel en gameplays, streamings y demás invenciones de Youtube, Twitch y compañía.

Monetizar vídeos de Microsoft se vuelve algo más complicado tras las últimas declaraciones de Microsoft Studios.

Monetizar vídeos de Microsoft se vuelve algo más complicado tras las últimas declaraciones de Microsoft Studios.

El tema se ha visto salpicado por polémica desde hace años. Los autores de los vídeos tienden a defender que poseen los derechos sobre la monetización, ya que por algo han sido ellos los que han realizado el vídeo, mientras que los responsables de los juego en cuestión se tienden a poner en el lado totalmente opuesto, ya que no en vano se usa el trabajo de terceras personas para lucrarse sin compartir el beneficio. Sin duda, existen muchísimos puntos de vista sobre la situación (unos más acertados y coherentes, otros… menos) y es imposible encontrar una solución general, ya que también las diferentes compañías han tratado el tema de forma muy diversa.

En el caso de monetizar vídeos de Microsoft (y con esto entendemos gameplays/streamings de juegos de Microsoft Studios), la situación es la siguiente: la única monetización posible surge a partir de la publicidad, lo que apunta directamente a Youtube, Twitch y demás plataformas similares que permitan dicha posibilidad, viéndose obligado el autor a cumplir alguna que otra condición. En otras palabras, está prohibido vender cualquier tipo de contenido en cualquier medio posible. Vaya, que ElRubius y compañía se salvan… de momento. Por otra parte, también está prohibido realizar vídeos de contenido sexual, ilegal, vulgar, racista… ya sabéis por dónde van los tiros.

Si os interesa más sobre el tema de monetizar vídeos de Microsoft, por aquí un señor de Gameinformer bastante más informado que un servidor se explaya más sobre el peliagudo asunto. ¿Qué pensáis del acercamiento de los de Redmond a esta suerte de guerra de derechos?

Síguenos y da a Me gusta: