Primeros problemas de Assassin’s Creed Unity

No han tardado en hacer acto de presencia los primeros problemas de Assassin's Creed Unity. Bugs graciosos, bajadas de frame rate, "trampas" de Ubisoft...

Con la llegada de lo nuevo de Ubisoft a Xbox One no han faltado a la cita clásica los esperados primeros problemas de Assassin’s Creed Unity que están dando la vuelta a la red de redes, algunos por cómicos y otros por impedirnos disfrutar en las condiciones que se merece la aventura de Arno en París, aunque por motivos bastante diferentes.

Los primeros problemas de Assassin's Creed Unity no han tardado demasiado en hacer acto de presencia.

Los primeros problemas de Assassin’s Creed Unity no han tardado mucho en hacer acto de presencia. ¡Hail Hydra!

Y no todo se reduce a un simple y temprano parche para corregir los primeros problemas de Assassin’s Creed Unity, ya que las complicaciones son algo más serias. Por ejemplo, os habréis hartado a leer desde ayer por la tarde análisis del título que hoy nos ocupa, pero hasta hoy no se ha sabido que la copia de prensa estaba capada, camuflando las microtransacciones y el uso obligado de la aplicación para móviles, Assassin’s Creed Companion App, con tal de acceder a algunos contenidos básicos del juego.

Otro de los errores más comunes de los que se han quejado los usuarios que han podido echarle el guante tiene que ver con el framerate. Como bien recordaréis, Ubisoft había decidido capar las versiones de consola a 900p y 30FPS para conseguir una experiencia de nueva generación al tener que gestionar a la vez miles de NPC con su inteligencia artificial en un mapa a escala de proporciones colosales. Pues bien, las caídas de framerate en esta primera versión son para tirarse de los pelos.

Pero dejemos a un lado los primeros problemas de Assassin’s Creed Unity y centrémonos en los bugs más graciosos que se han dejado ver hasta la fecha en París, la ciudad del amor… y de las risas. Y es que parece ser que en Ubisoft han tenido un pequeño problema a la hora de mapear las texturas y el modelo de las caras de los personajes. Arno y otros personajes, en según qué momentos, parecerán seres del inframundo despellejados sacados de las peores pesadillas de un Napoleón algo más que ebrio. La imagen que tenéis sobre estas líneas así lo atestigua. Un amor. Y os podéis echar unas risas con los montajes derivados por aquí,

Arno nos invita a descubrir lo mejor y lo peor de una París en plena Revolución Francesa (con la excepción de algún desliz temporal en forma de Segunda Guerra Mundial) pese a los primeros problemas de Assassin’s Creed Unity, que estará disponible en Xbox One, PS4 y PC a partir del 14 de noviembre.