Retraso de Ori and the Blind Forest en Xbox One

Malas noticias a la vista: Moon Studios confirma el retraso de Ori and the Blind Forest en Xbox One y PC. Su preciosismo llegará a principios de 2015.

Malas noticias para aquellos débiles ante lo bonito, y no nos referimos a los alérgicos al atún: desde Moon Studios nos llega un aviso del retraso de Ori and the Blind Forest en Xbox One y PC. ¿Que no sabéis de qué juego estamos hablando? Pongámosle solución, que la necesita y de inmediato.

Retraso de Ori and the Blind Forest en Xbox One y PC. Llegará a principios de 2015.

Retraso de Ori and the Blind Forest en Xbox One y PC. Llegará a principios de 2015.

En el E3 2014, durante la conferencia de Microsoft, se nos presentó el programa ID@Xbox y se nos adelantaba que la compañía estaba muy interesada en dar apoyo a los pequeños estudios independientes para que sus juegos llegaran a Xbox One tarde o temprano. Entre los mostrados, destacó Ori and the Blind Forest por motivos obvios: su preciosismo gráfico y alguna reminiscencia que otra con algunas obras del Studio Ghibli eran suficientes para ser uno de los títulos que más sorprendió a priori en la feria angelina.

El retraso de Ori and the Blind Forest, que llega sin motivo aparente más allá de pulirlo al máximo, nos impedirá descubrir a corto plazo qué demonios ocurrirá con su argumento, que nos propone ponernos en la piel de un espíritu que responde al nombre de Ori y que tendrá que rescatar a su madre, que ha sido secuestrada. A nivel jugable estamos ante un juego en dos dimensiones en los que la exploración y el combate se apoyan en las habilidades de nuestro pequeño protagonista. ¿Una suerte de metroidvania moderno? Puede ser, sí.

Aunque su lanzamiento estaba previsto para finales de 2014, el retraso de Ori and the Blind Forest nos hará tener que esperar hasta principios de 2015 para poder embarcarnos en su mágica aventura en Xbox One y PC (también verá la luz en Xbox 360, pero la versión estaba prevista para más adelante). No es una espera dramática, por lo que podemos amenizarla con su último gameplay en el que algunas de sus mecánicas se dejan querer en movimiento.