Sunset Overdrive baja de precio por su nuevo DLC

Sunset Overdrive baja de precio por su nuevo DLC: Dawn of the Rise of the Fallen Machine. La guerra entre hombres y máquinas no descansa.

Por si aún no os habéis hecho con uno de los exclusivos más importantes del catálogo de Xbox One, os alegrará saber que Sunset Overdrive baja de precio oficialmente con motivo del lanzamiento de su nuevo contenido descargable, que, para variar (bueno… no), promete ser una experiencia muy loca. Vaya, una de las cosas que más nos gusta del juego original, para qué negarlo.

Sunset Overdrive baja de precio por su nuevo DLC: Dawn of the Rise of the Fallen Machine.

Sunset Overdrive baja de precio por su nuevo DLC: Dawn of the Rise of the Fallen Machine.

El nuevo contenido descargable de Sunset Overdrive responde al nombre de Dawn of the Rise of the Fallen Machines y nos permite tomar parte en una guerra milenaria contra la Fábrica de Fizzco Robotics, algo que se dejaba intuir, más o menos, por su nombre. Incluye, además de nuevas misiones para su modo campaña, nuevas armas, enemigos, trajes, trampas y amplificadores para que podamos dar rienda suelta a nuestra locura. ¿Estará a la altura de Mystery of the Mooil Rig, su anterior DLC?

Además del lanzamiento de Dawn of the Rise of the Fallen Machines (cuyo tráiler de lanzamiento tenéis bajo estas líneas), eso de que Sunset Overdrive baja de precio no es broma pese a que el día (April Fool’s Day) acompañe. Desde hoy, 1 de abril, pasa a costar oficialmente 49,99 euros, tanto la versión física como la digital. No es un gran descuento, pero los interesados lo agradecerán, sin duda.

Sunset Overdrive baja de precio por su nuevo DLC

Dawn of the Rise of the Fallen Machines está disponible desde hoy mismo al precio de 10 euros si lo compramos individualmente o al precio del pase de temporada si hemos apostado por hacernos con todos los contenidos descargables de Insomniac Games. Y sí, Sunset Overdrive baja de precio para tentarnos por si todavía no nos hemos atrevido a añadirlo a nuestra biblioteca. Y ojo, que no podemos decir algo así todos los días.