Un tráiler de F1 2014 aplaza la Fórmula 1 en Xbox One a 2015

La Fórmula 1 en Xbox One llegará en 2015, así que no habrá F1 2014 en la nueva generación, al menos hasta que Codemasters domine la máquina.

La Fórmula 1 en Xbox One tendrá que esperar a que Codemasters domine la nueva plataforma. Tenemos un tráiler de F1 2014, pero de momento es solo para la generación anterior. Una situación que nos recuerda a la de GRID Autosport, que tampoco ha llegado a la nueva Xbox.

En Codemasters quieren ofrecer un salto notable entre plataformas. De ahí que, de momento, se resistan a sacar sus títulos de conducción para Xbox One. Según nos informaron hace meses, su tecnología está cerca de conseguir lo que quieren, pero aún es pronto para tener juegos que de verdad puedan verse como un gran salto.

Con la Fórmula 1 en Xbox One, la situación es igual que en otras plataformas de nueva generación. Se trata de un título muy complejo, que cuesta muchos meses de trabajo hasta que funciona en una consola. De momento, Xbox 360 tiene suficiente mercado para rentabilizar la inversión necesaria y la franquicia está en buenas manos. Esto, a pesar de las críticas sobre la fecha de lanzamiento, cada año, que llega cuando la temporada está en sus últimas carreras.

Tendremos que esperar para ver la Fórmula 1 en Xbox One... mientras, nos conformaremos con Forza y compañía

Tendremos que esperar para ver la Fórmula 1 en Xbox One… mientras, nos conformaremos con Forza y compañía

 

En palabras de Stephen Hood, responsable del desarrollo, “El juego para las plataformas de nueva generación supondrá un gran paso adelante para la franquicia F1. Queremos salir al mercado al principio de la temporada y ofrecer nuevas actualizaciones digitales a medida que avance la temporada 2015. Es algo ilusionante, tanto para la franquicia como para nuestros jugadores”.

Los que quieran ver un juego de Fórmula 1 en Xbox One, tendrán que esperar a 2015. Eso sí, parece que las cosas van por buen camino y en Codemasters confían bastante en la nube de Xbox. De ahí que se den margen hasta mediados de año. Es decir, puede que el juego llegue con coches de otras temporadas y que se actualicen cuando los fabricantes ofrezcan sus diseños finales. Algo que, con un equipo técnico preparado y una gran inversión, podría ser factible. Solo queda esperar a que Codemasters encuentre una fórmula rentable para ofrecernos el circo de la F1 antes de lo que nos tienen acostumbrados. Eso y que llegue a Xbox One, claro.