Xbox One S es más rápida que Xbox One

Xbox One S es más rápida a la hora de procesar, leer los discos o transmitir datos a unidades externas por USB. Su GPU no es lo único con overclocking.
Síguenos y da a Me gusta:

Se confirma lo que primero afirmaron desde Microsoft y luego desmintieron. Xbox One S es más rápida que Xbox One y esto hace que los juegos vayan mejor que en las máquinas anteriores. Incluso supera al modelo Elite que se ha vendido por 499€ hasta hace pocos meses en España. Todo un motivo para dar el cambiado, más allá del lector compatible Blu-Ray HD o la promesa de vídeos de Netflix a 4K, ¿verdad?

La confirmación ha llegado de las primeras pruebas realizadas por DigitalFoundry. Aunque está por ver cuánto más pueden mejorar las cosas cuando usemos unidades SSD conectadas a los nuevos puertos USB 3. Porque Xbox One S es más rápida a nivel interno y promete serlo también por fuera. Con una gestión mejorada del acceso a archivos, con lo que podemos ver ahorros hasta en la instalación de los juegos. Esto, sin embargo, habrá que probarlo con varios títulos diferentes, sin actualizar durante la instalación. Próximamente…

Xbox One S es más rápida por su GPU

En cuanto a la base por la que Xbox One S es más rápida que las anteriores, el secreto no es otro que un overclocking puntual. Uno que permite mantener la compatibilidad con el software anterior, mientras se ganan algunas imágenes por segundo. Es decir, se ha subido la velocidad de la GPU, mientras que se mantienen los 1,75GHz de la CPU. No hay más trucos y viene a ser algo muy habitual en el mundo del PC. Es decir, que en Microsoft y AMD han exprimido un poco más el hardware, que parece tener margen sin forzar. Solo habrá que ver hasta qué punto se mantienen las temperaturas dentro de los márgenes idóneos. Algo que era un problema en Xbox One, incluso con la fuente de alimentación externa.

Recordemos que Xbox One S prescinde del ladrillo que ha acompañado a las consolas de Microsoft desde Xbox 360. Que al igual que PS4, integra el transformador en el interior de la caja. Una mucho más pequeña que los diseños que hemos tenido desde 2013 y que ofrece también salida multimedia HDMI 2.0. Con capacidad para mostrar imágenes a resolución 4K y hasta 60 imágenes por segundo. Algo que los abonados a Netflix seguro que ven con buenos ojos, para cuando se actualice la app.

Síguenos y da a Me gusta: