Xbox One SmartGlass crece con la nueva generación de Microsoft

Xbox One tendrá su SmartGlass, que va a ser algo muy diferente a lo que conocemos por Xbox 360. Digamos que las opciones para la generación anterior eran una prueba por parte de Microsoft. Algo curioso, que ha servido de banco de tests para lo que estaba por llegar. La nube, la potencia del hardware y los móviles o tablets nuevos van a ser responsables de una pequeña revolución.

Battlefield 4 - Desde la cabina - En XboxManiac.es

Battlefield 4 será de los primeros en usar Xbox One Smartglass.

Es cierto que las consolas portátiles y los móviles se veían como compañeros inseparables para los PC de sobremesa, televisores inteligentes o las consolas tradicionales. Pero esta relación entre mundos tardaba mucho en llegar. Nintendo lo intentó con su propio tablet y Wii U. Sony apuntaba maneras con PS3 y Vita, aunque no parece que se hayan esforzado demasiado. ¿Y Microsoft?

Xbox ha tenido sus pequeñas incursiones, por ejemplo junto al lanzamiento de Halo 4 y con la opción de ver los avatares de nuestros amigos, a qué juegan o tener la lista de logros en una segunda pantalla. Pero no podemos decir que hayamos visto algo impresionante, por el momento. Xbox One SmartGlass nace con el objetivo de crecer junto a la nueva generación y promete hacerlo a buen ritmo.

Como leemos en Xbox Wire, la tecnología desarrollada para relacionar la nueva consola con tablets, móviles y ordenadores portátiles hará que tengamos esa esperada segunda pantalla. Una que complemente lo que vemos en el televisor (o proyector…) conectado a la consola principal. El propio director general de Xbox Live, Ron Pessner, se ha prestado a aclarar dudas, establecer las bases y avanzarnos algo de lo que está por llegar con Xbox One SmartGlass.

Primero, para definir lo que es SmartGlass, lo más sencillo es decir que se trata de una app gratuita. Está disponible para varias plataformas, como Android, iOS, Windows RT o Windows 8 y se espera que llegue a más opciones populares. Con este software instalado, el móvil, portátil o tablet pasa a ser un control remoto de la consola de sobremesa. Con Xbox One SmartGlass podemos subir y bajar el volumen, seleccionar un vídeo, la música a escuchar o arrancar un juego de nuestra biblioteca por medio de iconos acompañados de mucha información. Pero estas son opciones básicas que se complementan con las propias de cada juego, como tener todo el mapa de Battlefield 4 en la pantalla del tablet, controlarlo con los dedos, verlo en grande y elegir dónde aterrizarán nuestros efectivos.

Para dejar claro que Xbox One SmartGlass no es la misma aplicación que tenemos para Xbox 360, esta app estará disponible para finales de 2013, si todo va como está previsto. Será un software independiente que tendremos que descargar e instalar en nuestros dispositivos. Podremos tener las dos versiones a la vez, pues son distintas. Lo que sí tiene en común con la edición para Xbox 360 es que funcionará solo en Windows 8, Windows Phone 8, iOS y Android.

Xbox One SmartGlass permitirá controlar la guía de la consola

Xbox One SmartGlass permitirá controlar la guía de la consola

Entre las cosas que los jugadores pueden esperar de Xbox One SmartGlass, solo hay que recordar su origen. Está diseñado desde cero. Solo tarda unos cuatro segundos en reconocer tu Xbox One y conectarse a esta si tu conexión a Internet funciona correctamente. Encima, esta espera solo es necesaria la primera vez que conectas a una consola, las siguientes, la conexión ya estará aceptada y tardará aún menos.
Otra característica a destacar es que podremos elegir opciones de los juegos que veamos en la pantalla principal, sin abandonar una partida. Esto incluye, por ejemplo, elegir un grupo para que la consola elija los jugadores y la sesión para nuestra siguiente ronda, sin tener que abandonar el juego. Todo desde el tablet o el móvil y sin interrupciones.

Las diferencias de Xbox One SmartGlass respecto a la app para 360 siguen con hasta 16 dispositivos SmartGlass conectados a una única Xbox One de forma simultánea. En la generación anterior se podía llegar a cuatro, como máximo. Imagina, por ejemplo, una partida de póker con muchos jugadores o un título online masivo. Las opciones están en manos de la imaginación de los desarrolladores, que seguramente nos sorprenderán.
Por ahora, hay varios juegos para los que se ha confirmado la compatibilidad con Xbox One SmartGlass companion. Estos incluyen Dead Rising 3, con un teléfono que pasa a ser el nuestro real, o Project Spark, que permite usar el tablet como control para crear mundos. Bueno, también habrá secretos que solo se podrán ver si tenemos SmartGlass instalado, esto en Dead Rising 3, por ejemplo. Pero la lista continúa con juegos como Battlefield 4 y su modo comandante, que permite controlar el escenario y las tropas a vista de pájaro.

Dead Rising 3 ampliará el juego con Xbox One SmartGlass

Dead Rising 3 ampliará el juego con Xbox One SmartGlass

Las ayudas también serán una opción propia de Xbox One SmartGlass. El juego sabrá dónde nos encontramos y la aplicación ofrecerá la ayuda apropiada a cada situación. En esto, los desarrolladores han puesto su colaboración para que la solución sea lo más apropiada posible en cada momento. Esto, si tenemos el juego en marcha. Si no, también podemos acceder a guías de uso o soluciones online. Esto y tener acceso a nuestras listas de amigos, peticiones, desafíos, logros, comparar estadísticas, actividad o saber a qué quieren jugar.

Entre las opciones más avanzadas que solo son posibles con Xbox One SmartGlass, está la de reproducir y modificar los vídeos grabados con la opción DVR de la consola. Tendremos acceso a estos, tanto los nuestros como los de amigos, desde el móvil o tablet. También, de la misma forma, podremos ver el catálogo de películas, series, etc. que está previsto para Xbox One y seguir con su visionado al cambiar entre pantallas.