El galardonado genio, ahora centrado en títulos para móviles, confirma que Kinect fue un desastre. Incluso antes de la debacle con Xbox One....